The Morning Record – 20 Dic 1974

La mente de un jugador de bridge es una pequeña cosa muy ocupada. Haciendo gestos y quejandose, considera todas las pruebas incluso mientras su dueño parece estar mirando a la rubia alta con el vestido verde. El resultado es una mano de bridge bien jugada o una cita para el próximo martes, según sea el caso.

Dador Oeste Ambos lados vulnerables

 

Salida — Q

Usted gana la primera baza y juega el rey de corazon para forzar el as. Este juega el as de corazon y vuelve un diamante.

«Vamos a ver la última baza de nuevo», usted pide…antes que den vuelta las cartas.

«Lindo número» murmura Oeste con un silbido silencioso.

UD asiente con la cabeza, pero está pensando en el número nueve. Su pequeña mente esta ocupada girando como loca.

RECUERDOS

Recuerda que Oeste y Este pasaron al principio. Mas tarde Oeste hizo un doblo de saque vulnerable de la apertura de un corazón. ¿Por qué querría entrar a la subasta cuando la mano seguramente pertenecía al otro lado?

La respuesta es clara:

[box]Oeste tiene una buena distribución para compensar su falta de cartas altas. A Oeste le debe gustar mucho su distribución porque tiene un singleton (o un fallo) en el palo de apertura.[/box]

Usted gana la vuelta de diamante, juega un trebol al as del muerto: y sale jugando un triunfo. Este juega bajo, y usted intenta la finesse con el ocho de corazon. Usted hace su contrato, ganando el rubber. Ahora puede levantarse de la mesa y ver lo que va a hacer el próximo martes.