Ottawa Citizen – 15 Mar 1934

La mano del diagrama se jugó en un juego de rubber bridge en uno de los principales clubes del país en una mesa compuesta de jugadores expertos. El contrato: seis espadas con Oeste como  el declarante, es perfectamente normal y sería alcanzado bajo cualquier sistema de subasta. Las cartas estaban asi:

La salida de Norte fue, el 5 de diamante y el declarante jugó el Jack del muerto, pero tuvo que retomarse con el rey de la mano cerrada. Apreciando la importancia de jugar los triunfos hacia el Rey y la dama, él jugó un corazón de su propia mano, ganó en el muerto, y luego jugó un triunfo. Sur jugó el ocho y Oeste ganó con uno de sus honores altos, y esto lo puso en un dilema. ¿Debería intentar una división uniforme de los triunfos adversos o una división favorable de los treboles adversos?

Si la primera funcionaba, podía jugar un segundo triunfo y hacer su contrato. Si la segunda era valida, podía fallar un tercer trebol en el muerto y jugar un segundo triunfo. Como ocurrió, no importaba lo que intentara, estaba siempre una abajo.

Al concluir la jugada, el declarante que no se dió nunca cuenta que el contrato estaba tendido aventuró la siguiente observación:

«No conseguí un palo que estuviera como debía La división de las espadas era 3-1 y la de los treboles 4-2, así que no habia ninguna diferencia de qué manera tratara de jugar la mano»

Su compañero. Que no era muy amable, le contesto, amargado…

«Las divisiones de las espadas y los tréboles eran las que debías haber esperado. Por la forma en que jugaste la mano, deberías haber tenido mucha suerte para hacer tu contrato, pero ¿para qué estabas ahorrando ese As de Diamante? ¿Querías llevarlo a tu casa y dárselo a los niños para Navidad? »

La jugada del As de Diamante en la baza 1 le hubiera dado a Este una entrada extra y hubiera permitido que el declarante jugara dos veces espadas desde el muerto y consecuentemente, hubiera hecho su contrato. Hubiera sacrificado al As y al Rey de Diamante en la misma baza, pero el As no tenía otro valor que no fuera una entrada para la mano de Este.