Sobel Smith, Helen

Fuente: The Art of Card Reading at Bridge By Fred L. Karpin

Una de las más grandes jugadoras del mundo que haya conocido jamás fue Helen Sobel, que falleció en 1969. Cabe señalar que en la opinión de sus pares no era simplemente la «mejor jugadora mujer», sino más bien una de las mejores jugadores del mundo. Helen, por supuesto, era una contadora de cartas, ya que sin este activo uno no puede elevarse por encima de la mediocridad. En esta mano tenemos un ejemplo de su talento para contar la mano.

Esta mano se jugo en una partida de rubber bridge en la ciudad de Nueva York en el Cavendish Club. A menudo en estos juegos de altas apuestas, formado por un grupo de cuatro personas por lo general contenía ya sea dos expertos y dos jugadores medios, o un experto y tres jugadores medios. Como se pone de manifiesto cuando se observa la subasta, el compañero de Helen, sentado Norte, era un jugador mediocre.

Ambos vulnerables Norte dadoraaxx

Salida: Q

La subasta de Norte desafía toda explicación. Su apertura de un diamante era marginal, y su salto a cuatro espadas (en lugar de decir tres espadas) sólo puede justificarse si él creía que Helen era una diosa dotada de la capacidad de nunca cometer una mala decisión, ya sea en la subasta como en el juego de la carta. La ultima voz de la señora Sobel de siete espadas se basó en su sentido del oído: pensó que Norte tenía una mano mejor que mínima (Norte había saltado a cuatro espadas). Yo no estaba allí cuando se jugó la mano, pero puedo imaginar fácilmente a Helen diciendo a sí misma, después de que Norte tendiera el muerto:

«Que tipo de loco tengo de partner?»

La Q de Oeste fue capturada por el K de Helen, después de lo cual la declarante cobro el A y la Q, dejando sin triunfos a la defensa. Continuo un diamante al A del muerto, y a esto le continuo otro diamante fallado en Sur.

Después vino un trebol al A de la mesa. Este descarto un diamante. El diamante que quedaba en el muerto fue fallado en la mano cerrada. Inmediatamente Mrs. Sobel paro a hacer algunas cuentas.

Este no había podido seguir el palo en la segunda vuelta de trebol, eso significaba que Oeste tenia 7 cartas de trebol. Oeste había mostrado dos triunfos y tres diamantes. Así que tenia un solo corazon o ninguno. Helen cobro el A, Oeste dejo caer el 8, mientras que Este seguía el palo con el 3. Como las 13 cartas de Oeste ahora estaban contadas, Este tenia que tener tres corazones al  J con el 5 en su mano. Sur fallo su ultimo trebol en el muerto, después de lo cual jugo el 4. Cuando Este cubrió con el 5, Mrs. Sobel insertó su 6, sabiendo que eso iba a ganar la baza. Cuando esto ocurrió reclamo su contrato.

No sé a cuanto se jugaba el punto, pero me imagino que estaba en algún valor entre cinco y ocho centavos de dólar por punto. Dado que un grand slam vulnerable vale 1500 puntos, y un game vulnerable vale unos 500 puntos (ambos lados vulnerables), y la puntuación de las bazas por hacer siete espadas es de 210 puntos, el haber cumplido el grand slam fue de 22 puntos. Al supuesto de cinco centavos por punto, esto da $ 115.50. Como creo que todos estaremos de acuerdo, contar una mano puede ser muy lucrativo, incluso a una décima parte de un centavo de un punto, lo que nos da $ 2.31.