The Sydney Morning Herald – 1 Jun 1989 por Greg Quittner    

La importancia de la evaluación de la mano en el bridge a menudo no es tomada en consideración por los jugadores de bridge. El hecho de que se pueda haber pasado en la primera ronda de la subasta no significa que su mano no pueda mejorar dramáticamente con las declaraciones posteriores. La mano de hoy muestra cómo Sur fue capaz de volver a evaluar su mano.

Dador Norte, N/S vulnerable

Norte sabiamente re-evaluó su mano por el fit de diamante saltando a 3 en la segunda ronda. Esto ahora garantiza un palo quinto de espadas. Sur también debe hacer un upgrade de su mano por el doble fit de espadas y diamante. Es esencial que Sur diga 4 para indicar que ahora quiere jugar game.

La mejor salida de Este contra 4 es la Q. Esto normalmente promete QJ10 pero puede ser una secuencia parecida a QJ9. Norte gana en el muerto con el as y debe hacer ahora la finesse de espada. Cuando esta tiene éxito, Norte se da cuenta que tiene 10 bazas siempre y cuando el diamante este 2-2. El pierde una espada, un corazon y un diamante.

Es interesante observar que si el palo de diamante no esta 2-2 o si hubieran habido dos perdedoras de espada, Norte se vería obligado a recurrir a la finesse de la J con el fin de descartar el corazón perdedor de la mano. Es por esto que es importante no cobrar el A, K, demasiado pronto. La teoría de que uno siempre requiere 26 puntos en cartas altas para estar en game no siempre es válida. Aquí Norte / Sur llegaron a game con 23 puntos mediante el uso de una apropiada re-evaluación de la mano.