Gettysburg Times – 12 Mar 1992

Ambos vulnerable. Norte dador.

Salida: 8

Cuando los oponentes no encuentran el mejor ataque, tenga cuidado de no entregar su ventaja jugando demasiado rápido. Pase algún tiempo buscando la opción ganadora. El salto de Norte hacia la estratosfera tuvo la ventaja de la simplicidad y reveló poco sobre la mano. Eso funcionó bien cuando el declarante recibió una salida favorable. Desafortunadamente, Sur no logró sacar provecho de su suerte.

El declarante ganó la primera baza con el as, cobró el as de trebol y vino a la mano fallando un trebol. Después de descartar un diamante sobre el rey de espadas, el declarante probó la finesse de corazón. Este gano, y devolvió astutamente un triunfo. El declarante ganó en la mesa y falló otro trebol, pero cuando encontró el palo 4-2, como era de esperar, el declarante tuvo que conceder un trebol y se fue una abajo.

Una salida de diamante hubiera forzado al declarante a confiar en la finesse de triunfo. Habiendo escapado a ese destino, el declarante podía haber usado mejor los activos de Norte-Sur. Después de descartar un diamante en el rey de espadas, el declarante debe fallar una espada en el muerto y jugar otro trebol. No ayuda a Este fallar con el rey, por lo que el defensor debe descartar y el declarante puede fallar bajo. El fallo de un diamante, es seguido por otro fallo de trebol, y otra vez Este debe descartar mientras que el declarante falla chico.

Una vez más se entra al muerto con un fallo, ya sea en espadas o diamantes, dependiendo de los descartes de Este, y se juega otro trebol, que el declarante falla con el valet, a Este solo le quedan tres triunfos. Cuando el declarante ahora juega una carta cualquiera y descarta el diez de trebol del muerto, Este se ve obligado a fallar y a salir jugando un triunfo debajo del rey y hacia el A Q del muerto. Hechos seis…