Battle of the Century: Culbertson-Lenz match

2848he Milwaukee Sentinel – 26 Nov 1955 por Ely Culbertson

Norte Dador; N/S Vulnerable

Como los torneos de bridge se juegan deliberadamente mucho más lento que el rubber bridge, uno podría suponer que en los torneos  aparecen muy pocos errores mecánicos, y sobre todo no por parte de destacados expertos. Desgraciadamente, sin embargo, esto no es cierto. Varios Campeonatos Nacionales se han ganado y/o perdido por errores que ruborizarían al jugador medio. Tome la mano de arriba de ejemplo.

La tablilla final y decisiva de un match de la selección norteamericana, fue destrozada, por primera vez, por un famoso declarante y fue destrozada de nuevo por el igualmente famoso defensor que estaba sentado en Este. El juego en la otra mesa ya había concluido cuando esta tablilla comenzó a jugarse y los espectadores se agruparon alrededor de la mesa para ver lo que sucedería aquí.

Con Este-Oeste imposibilitados de competir, Norte-Sur pronto llegaron a un pequeño slam en trebol (Norte habiendo nombrado las espadas unas cuantas veces y Sur después de haber mostrado trebol y corazón), Oeste, después de una larga consideración, salió con el 9, y comenzó la batalla.

El declarante, ganó la primera baza en el muerto, y no perdió tiempo para cometer su error. Jugó el 7 a su propio as. A continuación, jugó el K y recibió la mala noticia del triunfo 4-1, continuó con un diamante al rey, descartando su otro diamante chico en el segundo honor de espada, para luego jugar el 10. Ahora fue el turno de Este de tropezar con sus propios pies, no aflojó para así obligar a Sur a utilizar una preciosa entrada para volver a su propia mano.

Este cubrió, y la mano volvió automáticamente a su estado original, a favor del declarante. Sur capturó el valet de triunfo de Este en su última vuelta de triunfo y luego jugó un corazón chico al valet. Este aflojó, pero fue en vano. Sur siguió con un diamante a su as, entregó una baza de corazón, después falló la vuelta de espada de Este y reclamó el contrato.