Ambos vulnerable. Norte dador

Salida: Q

Las entradas son lo básico de la mayoría de las manos. La capacidad de cruzar de una mano a la otra le permite al declarante aprovechar las posiciones de finesse; jugar hacia la fuerza; y preparar las puestas en mano. Esos mismos activos les permiten a los defensores afirmar y correr palos y escapar de una puesta en mano. Esta mano presenta problemas de entradas tanto para el declarante como para Oeste. La subasta fue de libro de texto.

Con 11 puntos y una mano equilibrada, Sur invitó a game al re-declarar 2NT y, con 14 puntos y seis buenos diamantes, Norte fácilmente cerró el game a pesar del singleton de corazon. La salida de Oeste de la dama de corazon eliminó la única entrada segura al palo de diamante del muerto. Para preservar un enlace a la mesa, el declarante jugó un diamante chico en la baza dos, ganada por el jack de Este.

Vino de vuelta el cinco de corazon, y ahora el declarante realizó otra jugada clave, aflojó el rey de corazon, lo que cortó el vínculo de los defensores en ese palo. Después de descartar una espada y un trebol de la mesa en las bazas tres y cuatro, el declarante ganó la continuación de corazón y luego corrió cinco bazas de diamante, con lo que el total de bazas de Norte-Sur se fue a siete, con el as de trebol para la octava.

Para asegurar el contrato, el declarante necesitaba un poquito de suerte – Este tenía que tener el as de espada. Cuando una espada al rey ganó la baza, el declarante fue capaz de jugar otra espada y llegar a 10 bazas. Tenga en cuenta que, si el declarante gana el segundo corazón, el contrato se derrota. Cuando el declarante juega una espada del muerto, Este puede tomar con el as y jugar otro corazón, así los defensores anotan cinco bazas.