Goren Sharif

Fuente: The Dispatch – 2 de Mayo 2007

Ambos vulnerable. Sur dador.

Salida: K

Tenga cuidado al sugerir una línea de juego cuando le dan una mano con cartas chicas denotadas por una ‘x’. Como esta mano muestra, las cartas chicas pueden ser engañosas. La subasta fue sencilla. Una vez que Norte apoyo el palo de apertura de Sur, decir menos que cuatro espadas hubiera sido una locura.

Oeste salió con el rey de corazones y continuó el palo, una vez hechas las dos bazas de corazón, la defensa continuó con otro corazón, fallado por el declarante. Obviamente, el problema era evitar perder dos bazas de trébol.

La solución fue simple. Los triunfos se extraen en tres rondas y se cobran dos diamantes. El declarante sale jugando un trebol y simplemente cubre cualquier trebol que juegue Oeste. Aquí, Este va a ganar con el diez y cualquier palo que regrese que no sea un trebol concede un fallo-descarte y el contrato.

Si Este vuelve su trebol chico, el declarante simplemente juega chico y, si Oeste descarta, el muerto gana barato. Si Este regresa un honor, el declarante juega chico de la mano. Si Oeste sigue el palo, el palo esta bien distribuido. Si Oeste descarta, el declarante gana en la mesa y luego hace la finesse de trebol marcada para limitar sus pérdidas en el palo a una sola baza y tres bazas en total.