The Bulletin – 27 Nov 1987

Los personajes centrales de la mano de hoy son Karapet Djoulikyan, el Armenio, que lamentablemente admite que él es el jugador de bridge más desafortunado del mundo, y Hideous Hog (el horrible cerdo), el mejor jugador y el mayor matón en el ficticio club de Bridge de Mollo: el Griffin Club. La mano la cuenta Karapet, como un ejemplo de su mala suerte, a la que esta tan bien acostumbrado.
aaxx

«No culpo a HH,» dijo Karapet magnánimamente. «Él se olvido con quien estaba jugando, esperaba encontrarme con el as de diamantes en cuyo caso podía ver 12 bazas. De ahí la Blackwood. Pero, por supuesto, a sabiendas de que algo, o más bien todo, iría mal, yo, me negué a mostrar mi as.

«Y ahora,» continuo el armenio, «¿cómo juega la mano en un contrato de cinco diamantes? La salida es la dama de corazones. ¿Qué se hace en la baza dos?»

Antes de que nadie pudiera decir algo Karapet reanudó la explicación con una risa hueca.

«No se preocupen. Hagan lo que hagan va a estar equivocado. Si juegan un triunfo, Este descarta, y su dama cae en el as de Oeste. Vuelve una espada. Si hace la finesse, gana el rey y la vuelta de espada lo bloquea en el muerto. En caso de que usted tome con el as de espadas y juegue un trebol con la esperanza de descartar sus dos espadas perdedoras, Oeste va a fallar en la tercera ronda de trebol. No hay escape.»

«Como pueden ver,» continuó, «el contrato es irrompible a menos que los triunfos estén 3-0 y sólo si Este tiene el fallo y también el rey de espadas. Y aun así, usted sigue cumpliendo, siempre y cuando Oeste tenga tres tréboles. Las probabilidades en contra de que todo este mal deben ser al menos 30 a 1, y … »

«¿No lo creas,» interrumpió el cerdo, que había venido para unirse a nosotros. «Las probabilidades, aunque ciertamente a tu favor, no eran nada parecido a lo que supones. Tu mala suerte, mi amigo, es que fuiste tu y no yo, el declarante».

¿Estás sugiriendo,» interrumpió Karapet indignado, «que tu hubieras hecho 11 bazas?»

El Hog negó con la cabeza. «No, no 11 bazas, 12 bazas, aunque la baza adicional sería puramente incidental. Después de esa afortunada salida, tendría simplemente asegurado mi contrato, que es imposible de derrotar».

«Juega,» insistió Karapet.

«Muy bien, le voy a poner los puntos a las ie’s y cruzare las t’s para ti,» contesto H.H.

«En la baza dos, juego el 10 de 4 diamante y…»

«Ocurre que estas ern el muerto,» Protestó Karapet.

«Por el contrario,» replicó HH «TU estas en el muerto, pero yo estoy en mi propia mano, porque yo sobre tomo el rey de corazones en la baza uno para jugar el 10 de diamantes. Digamos que Este gana con el Jack singleton, si lo tiene. Él no puede hacer ningún daño, y ya voy a sacar de juego el as de diamantes a mi propio tiempo antes de que Oeste pueda jugar una espada. Y ni tu bruja, ni ningún otro, puede hacer nada al respecto.

«Por supuesto», concluyó el cerdo, «es una historia muy diferente con una salida de espadas. Una suerte que haya sido un corazón! Algunas personas tienen una vida de ensueño. Usted si que es un suertudo, Karapet»

Mientras HH, se iba, Karapet había quedado sin habla, sacudiéndose todo.