Observer-Reporter – 4 May 1976

Ambos vulnerable. Sur dador

Salida: As de corazon

Dennis Spooner
Dennis Spooner

Dennis Spooner es uno de los mejores escritores y guionistas de televisión de Gran Bretaña, él ha escrito programas como «The Avengers» y «Department S.» También es un loco del bridge, que no pierde la oportunidad de mezclar su pasión en su negocio. En uno de sus guiones, los dos asesinos se llamaban Belladonna y Garozzo, en otro tenía un personaje llamado Stayman, que poseía dos clubes. En un torneo, declaró en su cartilla de convenciones que el sistema que jugaba era «Un montón de basura» Acol, menor-menor (el segundo de la mano) sobre pre-ventivas, doblos opcionales, Astro, Drury, Apertura de dos fuerte, Doblos responsivos, NT Inusual: Barón sobre dos sin triunfo, Blackwood, , Stayman…

Spooner también escribe artículos de bridge para una revista inglesa, y los llama «Diary of a Palooka = Diario de un tarado». Esto y su sentido de humor travieso hacen que muchos de sus oponentes lo consideren a la ligera, pero es un jugador muy hábil.

Él estaba en Este en la mano de arriba, y desarrollo una defensa brillante. Oeste salió con el as de corazon y continuó con el palo para el fallo de Este. El as de trebol completaba las bazas de la defensa y la única esperanza para otra baza era hacer baza con el rey de triunfo. Por lo tanto, el problema era mantener al declarante lejos del muerto. Puesto que Oeste, después de sus 2NT, había declarado el palo de trebol libremente, Spooner decidió que era bastante probable que él tuviera cuatro cartas en ese palo.

Y como Sur nunca había apoyado los corazones de su pareja, parecía que Oeste debía tener seis corazones. Por lo tanto, la distribución de Sur parecía ser: 5-2-5-1. Trabajando en esta premisa, Este cobró el as de trebol y salió de la mano jugando la dama de diamantes! El declarante quedó desamparado. Si trataba de cruzar al muerto en diamantes, Oeste fallaba, por lo que el rey de triunfos de los defensores no podría ser eliminado. Tenga en cuenta que si Este hubiera cambiado a un diamante chico, el declarante podría haber hecho el contrato dejando correr la baza al valet del muerto y hacer la finesse de triunfo.