the guardian  Jueves 12 de Mayo 2011

Una de las experiencias frustrantes en el bridge es tener una baza de triunfo aparentemente segura – y verla desaparecer como por arte de magia. Pero esa no es la experiencia más frustrante en el bridge por mucho. La mano de hoy se jugo en los Campeonatos Nacionales en Turquía.

¿Cómo se desvaneció la baza segura de triunfo de Sur, y por qué Norte se sintió aún más frustrado que Sur?

Norte-Sur vulnerable, dador Este:

aa

West North East South
Pass Pass
1heart suit 1 Dbl*  2
3heart suit Pass 4heart suit Dbl**
All pass

(*) No penal, sino mostrando algunas cartas altas sin apoyo primario a corazon.

(**) Penal, y no muy bien juzgado ya que alerta al declarante de la mala distribución de triunfo.

Norte comenzó con el as, rey y dama de diamante, Sur descarto dos tréboles mientras Este y Oeste seguían el palo. Norte cambio a la Q, y Sur se acomodo feliz – ya que no había un triunfo chico en el muerto, parecía que el declarante no podía hacer la finesse contra el heart suit10 y que iba a perder como mínimo una baza mas.

Pero como declarante, Oeste gano el cambio a espadas con el as, siguió con un triunfo al rey del muerto y jugo un diamante alto de la mano de Este. Ansioso por preservar sus tenencias de corazon, Sur descarto un tercer trebol.

El declarante descarto la espada perdedora de la mano, fallo una espada del muerto con un triunfo chico de la mano, cobro el K, y salio jugando un corazon al as del muerto. Cuando él adelanto el ultimo diamante firme del muerto, Sur se quedo sin respuestas.

Si fallaba, el declarante sobre-fallaba, destriunfaba y adelantaba la Q.

Si Sur descartaba en ese diamante, preservando sus triunfos hasta el amargo final, el declarante lanzaría el un trebol de su mano y jugaba cualquier cosa del muerto, reclamando las últimas tres bazas con la heart suitQ, el heart suitJ y el heart suit9.

Quizás Sur merecía lo que le pasó, pero reserve un pensamiento para Norte, que suavemente dijo:

«Lo siento, compañero.»

«¿Por que lo sientes?» pregunto Sur. «No había nada que pudiéramos hacer.»

«Lo siento», dijo Norte » porque sólo pude hacer tres bazas. Después que tu doblaste.»