Eric kokish con Fernando Lema

Conaaxx buena fuerza de juego y re-declaraciones fáciles, la mayoría de los Norte abrirán esta mano de seis perdedoras de 1. Invirtiendo los corazones y los tréboles, una apertura débil de 2 sería una alternativa razonable, pero el palo mayor de cuatro cartas y tener valores máximos suele disuadir a la mayoría de los aficionados a las dos débiles.

Del mismo modo, se podría hacer un caso para el paso a 1 con la mano de Este, pero con cuatro – cuatro en los mayores, a menudo es adecuado entrar en la subasta con valores marginales, y esperamos que el doblo sea una opción popular. Si Este dobla, Sur intentará 1 (o un moderno 1 en transfer, un tratamiento que tiene un mérito considerable, ya que coloca al rival «fuerte» con la salida si el palo del Respondedor se convierte en el palo de triunfo). Oeste elegirá entre 1NT, 2NT, un cue-bid en uno de los palos del enemigo y el un poco pesado 3. Oeste podría rehuir al sin triunfo con sólo un stopper de diamantes y a un cue-bid por las continuaciones complicadas, y podría conformarse con un sencillo 3.

Si todos pasan después de 3, Oeste se encontrará frente a cuatro perdedoras cuando el K esté fuera de juego, y contra varias defensas él va a perder una quinta baza. Si Norte sale del rey de diamante, todos aflojan, y sigue con el valet de diamante al as, Oeste puede fallar su diamante perdedor con el diez de trebol, pero Sur simplemente descarta un corazón, para obtener un fallo en ese palo más tarde. Una salida a espada y un cambio a corazón, aflojado por Norte (que puede contar con que Oeste no tiene cuatro corazones porque saltó a 3) también producirá cinco bazas con el fallo de un corazón. Si Sur vuelve el jack de espada en la baza dos, atrapando el nueve de Oeste, el mejor intento de Oeste es ganar en el muerto y jugar un corazón al rey. Para derrotar 3, Norte tiene que aflojar – una jugada mucho más fácil de encontrar «en papel» que en la mesa.

Norte no tiene para decir 3 sobre 3 en este escenario, pero algunos jugadores correrán el riesgo y lo dirán, con la esperanza de que 3 produzca al menos 110 para E/O, y que N/S podrían escapar con -50 o -100 en 3. Como 3 puede ser derrotado, el desinhibido 3 convierte un potencial más, en un resultado negativo seguro, y Oeste podría doblar (para proteger su patrimonio en 3). Incluso 2 es demasiado alto si los defensores juegan espadas temprano, matando la entrada del rey de trébol. Si Este comienza con el K, y Norte afloja (lo mejor), otra espada corta la comunicación con el muerto, y cuando el declarante afloja un corazón, un cambio al as y otro triunfo deja al declarante con tres perdedoras de corazón, junto al as de triunfo y las dos perdedoras negras. Conceder 100 o 300 en la primera tablilla de la sesión puede servir para atemperar el optimismo de Norte. O no.

Si Este pasa sobre 1, Sur responde 1 y Norte redeclara 2, que a menudo terminará la subasta. Una salida a diamante, aflojada, permite a Norte hacer el contrato estableciendo el rey de trebol como su octava baza, por lo que los defensores, para anotar positivo, tienen que optar por jugar un triunfo al as seguido por un cambio a espada, o jugar el K y tener un timing de la defensa correcto (véase el párrafo anterior). Ninguna línea de defensa es particularmente evidente, por lo que Norte anotara +90 con cierta frecuencia. Si Oeste reabre el contrato de 2 con un doblo de saque Este puede declarar 2, que se va una abajo, pero Sur podría seguir a 3 con sus valores, y un apoyo doubleton para un palo sexto probable, y valor potencial de fallos. E/O no van a doblar 3, pero una anotación negativa de N/S no será muy buen score.

En las mesas en las que Norte pase como dador, cualquiera de los otros jugadores podría abrir, pero es posible que la subasta termine pass-pass-pass-pass. Este podría abrir 1, 1, 1, 1NT, o 1 (si juega Precision), después de lo cual su lado podría comprar la subasta en una variedad de contratos que incluyen 1NT, 2NT, 2, 3, y 3, ninguno de ellos es propenso a cumplirse.