01:37 18 Julio 2015 St Louis Missouri GS Jade Barrett con Paolo Clair

Iggy Pop
Iggy Pop

«Tengo una buena memoria, pero también sé que he olvidado muchas cosas… Cosas que han sido aplastadas en favor de la supervivencia»
– Iggy Pop

 Tromso 2015
Tromso 2015

El Bridge es lo suficientemente difícil aunque no se compita en lugares que van desde las temperaturas bajas del Sub-ártico al calor brutal del desierto  – y eso es sólo respecto al área de juego. En este momento la temperatura en San Luis está al borde de un poco menos de los 100 grados Fahrenheit, pero el aire acondicionado podría refrescar margaritas. Dado que Tromsø estaba en la parte superior de los 40F, Paolo ha experimentado ambos extremos. Afortunadamente, empacó para los dos extremos.

Dicho esto, para ser el competidor más exitoso, hay que dejar de lado estas molestias y ponerse a trabajar. Las áreas de juego siempre estarán demasiado calientes o demasiado frías; demasiado ruidosas o demasiado llenas o cualquier combinación de las mismas.

 Keira the Black Russian Terrier in a very cold playing area
Keira la Black Russian Terrier en un area de juego muy fria

Olvidar los problemas con el lugar de juego es sólo otro ejemplo de la aplicación del control de la memoria. Los Atletas de torneo de bridge utilizan esta habilidad constantemente, pues si recordaran todos los errores que alguna vez han cometido su espíritu se haría añicos. Malas sesiones, tablillas desastrosas y jugadas pobres, abundan incluso entre los más grandes jugadores, es la forma en que gestionan la respuesta emocional lo que los diferencia de los simples mortales. No es que nos olvidamos de la lección que nos dejo la mano, pero la almacenamos para una futura reflexión – si se justifica tal atención.

Para todos nosotros, un resultado desafortunado puede ser tan molesto como una trompada rápida a la nariz y algunos dolores son mucho más duraderos que otros. A menudo me tomo unos segundos más para que la dejar pasar la frustración y asi llevar mi enfoque a influir en la siguiente mano. Algunos matchs largos requieren esta actividad más que otros, como puede atestiguar cualquiera que haya perdido por un centenar de IMPs.

selective memory
Memoria selectiva: es un dispositivo. Me ayuda a filtrar las criticas y a amplificar los elogios.

Durante mis cuarenta cinco años de competencia he ganado más de 600 eventos de un tipo u otro – lo suficiente como para formar parte de la lista de los 50 lugar en la lista de la American Contract Bridge League’s Lifetime. Sólo me tomó unas 60.000 derrotas llegar allí. Con este conocimiento firmemente arraigada en mi psique, he llegado a creer que la capacidad de soportar las pérdidas es vital para el éxito, ya que sin ella ningún competidor permanece en cualquier esfuerzo atlético durante mucho tiempo. No es que estas almas acepten la derrota, solo es que las superan más rápido.

También ayuda tener una memoria selectiva.