Fuente: http://www.caloundrabridgeclub.com.au

Jugamos con rapidez, pues sentimos que es más digno cometer errores por falta de previsión que después de una madura deliberación. aaxx

Victor Mollo nos introdujo al Griffins Club en Bridge in the Menagerie (1965), (T. Batswood Ltd , London,1990). En esta ocasión presente, Hideous Hog (el horrible cerdo (el mejor jugador en el club)), está jugando con Rueful Rabbit (tal vez el peor jugador en el hemisferio occidental, y sin duda el más afortunado) A través de una serie de torpes, fanfarronas, mas torpes declaraciones, llegaron en la mano de la izquierda a un contrato final de 7. No, no es un error. El contrato es de 7 !!! Les ahorro la subasta.
Para hacer 13 bazas, el Hog debe hacer 4 bazas de corazon, el as de espadas, As, Rey y dama de trebol y fallar separadamente todos sus 5 diamantes. Sin embargo su tercera baza de trebol va a ser fallada!! Así que aquí va la astucia del viejo cerdo…

La salida fue el 10 que el declarante gano con el J. Fue al A. Y siguio jugtando AKQ, descartando espadas del muerto. Ahora quiere pretender la finesse de trebol. Pero él quiere asegurarse que Oeste no juegue cualquier carta que podría sugerir a Este que algo raro está pasando. Por lo tanto, juega un trebol chico a la Q, y le ofrece un cigarrillo a Oeste, empujando el paquete directo en su cara. Oeste que es no fumador, esta desconcertado, automáticamente juega chico, y la Q gana!!! A del muerto, seguido de un trebol chico. Este, convencido por la «finesse», que su pareja tiene el K, y como desea aferrarse a sus diamantes, descarta una espada. Hog gana con el K, falla un  en el muerto, y luego un falla un trebol con su 9. Continua con fallo cruzado, sobre fallando a Este hasta el final, para 13 bazas.

Por supuesto que con la subasta correcta, podría haber ganado 7 o 7NT, pero, como se dijo, 7 diamantes fue mucho más estimulante.

Extraordinarios, entre lo extraordinario son los acontecimientos de bridge en el Griffin Club. Un kibitzer senior, Oscar el búho, dijo:

Mano curiosa. Ambos lados pueden hacer 4 corazones.

Una mano inusual. Tanto la mejor defensa como el mejor carteo, al parecer, consiste en bloquear el palo propio.