Jay Becker

The Evening News – Agosto 21, 1986

Supongamos que usted es el declarante de seis corazones y Oeste sale del rey de diamantes. ¿Cómo juega la mano?

Norte dador. Ambos vulnerable.

aaCuando la mano se jugo, Sur tomó la salida con el as de diamantes, fallo el valet de diamante en el muerto y luego jugó el AK de corazones, descubriendo que tenía que perder una baza de triunfo. Cuando el AK de trebol, no vio la dama de trebol, el declarante finalizo una abajo, perdiendo un trebol y un corazón.

La linea de juego de Sur dependía esencialmente de una división del corazón 2-2 – un 40 por ciento – o en su defecto, la búsqueda de la dama de trebol singleton o doubleton, lo que da una posibilidad del 33 por ciento. El hecho es que el declarante podría haber mejorado mucho sus posibilidades de conseguir cumplir el slam.

Sur debería haber visto desde el principio no tenia forma de no perder una baza de triunfo. Por lo tanto, debía concentrar todos sus esfuerzos en evitar una perdedora de trebol, tratando de establecer una ganadora de espada extra en el muerto.

Para lograr este objetivo el declarante debe ganar el primer diamante, jugar una espada al as y fallar una espada. Después de probar los corazones con el A,K, jugar el rey de espadas. Sur descarta un trebol, y juega una cuarta espada que falla en la mano. Este descarta un diamante. Esta secuencia de juego establece el nueve de espadas como una baza.

Recién ahora Sur falla el valet de diamante en el muerto. Y sale jugando el nueve de espadas, descartando el trebol perdedor que aun tiene en la mano, cumpliendo el slam.

Básicamente, todo lo que el declarante necesita para que este enfoque tenga éxito es un que las espadas estén 4-3, lo que mejora la una propuesta a un 60 por ciento. E incluso si las espadas están 5-2 el slam aun es todavía seguro si los corazones están 2-2 o la dama de trebol cae, dando a Sur una excelente oportunidad de hacer el slam.