InicioBridge y HumorBridge y Humor: Asesinato en la Mesa de Bridge

Bridge y Humor: Asesinato en la Mesa de Bridge

Fuente: Bridge the Silver Way: A Third Collection of Bridge Stories By David Silver, Tim Bourke

Bridge the Silver wayDígame, Profesor, ¿alguna vez ha resuelto un crimen? «, preguntó el Cardenal Wright.» Con sus poderes de deducción y análisis, apuesto a que hubiera sido un excelente detective «.

«En realidad, una vez tuve una experiencia resolviendo crímenes y no me intereso mucho.»

«Háblame de élla; fue un delito grave?»

«Muy serio, el crimen más grave… inimaginable», reflexionó. «Fue hace tanto tiempo que todos los involucrados ahora están muertos, así que supongo que no hay daño de contar la historia; pero que quede estrictamente entre nosotros. No hay limites en los asesinatos y yo podría haber sido considerado un participe necesario después del hecho.».

«¡De un Asesinato!»

«La hora, si mi Timex era de creer, eran las cuatro y cuarto en un brillante junio por la mañana y yo estaba volviendo a casa después de una noche que había comenzado bien con una suntuosa cena y había terminado de manera rentable con un juego de altas apuestas de rubber bridge. Tanto yo, como el mundo eramos jóvenes y aunque tenia mis problemas, en ese momento, no pesaban nada, porque yo estaba en ese momento con la actitud mental que se obtiene después de una comida admirable, excelente compañía de amigos y una medida importante de suerte con las cartas. Así fue que en este estado efervescente, paré a tomar una taza de café y un cigarrillo en la tienda de donuts cerca del club de bridge y luego volví sobre mis pasos hacia mi camino a casa. Al acercarme a la entrada del club me encontré con un policía.

«Era un policía alto, ancho y de aspecto eficiente, estaba de pie en la acera bloqueando mi camino. Un policía recorriendo las calles a su ritmo no era una vista inusual hace cincuenta años, Cardenal, y yo lo saludé mientras intentaba pasar por allí. El, sin embargo, frenó mi camino y me estudió en la forma en que un naturalista podría estudiar un escarabajo de cuya exacta especie esta un poco dudoso. Era un policía relativamente joven, de mi edad más o menos.

«Ahora, hay que entender, Cardenal, que nunca había sido mi costumbre la de conversar con policías. En esa mañana, sin embargo, me sentí inclinado a la conversación y este policía estaba obviamente aburrido y melancólico. Sentí que era mi deber como ciudadano que paga impuestos, animarlo con algunas palabras amables».

«Buenos días, oficial, le dije, después de haber leído en alguna parte que a los policías les gustaba ser tratados de esta manera. »

«Buenos días,» contestó el policía; si el saludo lo había gratificado, no lo demostró.»

«He estado jugando toda la noche al bridge, le dije – no quería alardear, pero sentí una necesidad urgente de explicar mi presencia tan temprano en la mañana. »

‘Oh,’ dijo. ‘Ese es un juego que solía jugar hace mucho tiempo. ¿Encontró alguna mano interesante? ‘

‘¡Oh si!’ Le contesté, sorprendido y encantado por este inesperado giro de la conversación.

Yo tenia:    QJ5  AKQ9872  QJ4

Y esta fue la subasta:

Oeste Norte Este Sur
Partner Young Silver
1 Pass 2
Dbl ReDbl 2 3
Pass 3NT Pass 4
Pass 5 Pass 5
Pass 6 All Pass

«La salida fue el as de corazon, se tendió el muerto y yo comencé a planear el juego»

aaxx

«Gané la continuación de corazón en la mano y jugué el A al que Oeste siguió con el diez. En el rey de diamante, Oeste descartó una espada.

«Mala suerte», dijo el policía. Pero ¿tiene las entradas suficientes al muerto como para ejecutar un coup de triunfo? Vamos a ver, el rey de corazones y dos tréboles lo dejan con una entrada de menos. Oh, ya veo, usted juega el 4 de la mano y hace la finesse con el 9, lo que le da tres entradas de trebol para fallar espadas, tiene que jugar a que Este tiene tres tréboles».

«Movimiento inteligente, oficial, pero usted aun no sabe que sus oponentes, son profesionales difíciles. Eso no funcionaria, Oeste simplemente juega el diez, en mi cuatro de trebol para bloquear…y hundirme».

«Entonces, ¿cómo cumplió el slam? »

«Jugando, la única combinación de cartas que necesito para ganar, el doubleton diez de trebol en Oeste. Présteme su bloc de notas le voy a escribir la mano completa.»

 

aaxx«Jugué mi Q y la sobre-tomé, fallé una espada, y jugué el J, Oeste jugó el 10. Yo sobre-tomé nuevamente, ganando en el muerto y fallé otra espada. Ahora un trebol al nueve y el 6. Este arrojó su corazón y yo descarté la dama de corazón. En la siguiente baza se vio obligado a fallar, yo sobre-fallé con el nueve y él dejó caer su valet bajo mi dama – asi hice mis seis diamantes «.

«Muy bien jugado señor -dijo el policía.» ¿Ese es el club de bridge, el que esta al otro lado de la calle? »

«Sí, contesté.»

«Me he estado preguntando por qué está abierta esa ventana. Cuando pasé hace veinte minutos la ventana estaba cerrada y las luces estaban apagadas. Ahora las luces están encendidas, y la ventana, una ventana de la planta baja, muy abierta.»

Con eso se alejó cruzando la calle.

«No estaba muy cerca de él, Cardenal, ya que si la ventana abierta le parecía un poco extraña al policía, no era menos extraña para mí. Yo estaba impresionado, y con curiosidad, rápidamente me arrastré por la ventana detrás de él.»

«Oficial, si es un ladrón, le puedo sostener el abrigo, le dije.» «Si se trata de dos ladrones, puedo correr en busca de ayuda. Si se trata de varios ladrones, puedo notificar a sus parientes más cercanos.

Ahh dijo el policía, tan bruscamente y tan de repente… que me hizo saltar.

«En el suelo yacía un hombre, obviamente muerto. Le digo, Cardenal, no era una vista agradable, tan temprano en la mañana. De hecho, nunca había sido un rostro agradable a la vista, el mal estaba estampado en cada una de sus características, ojos estrechos y fríos, una nariz depredadora, una boca que emanaba desprecio cruel. Era Steele, el dueño del club, nunca había sido un hombre amado o digno de ser amado, y ahora era un hombre muy muerto..

Tiene el cuello roto, dijo el policía después de examinarlo. Alguien se lo rompió no hace mucho tiempo. Permanezca quieto y no toque nada, mientras llamo por teléfono a la estación.

«Me llamó la atención una mano de bridge colocada sobre la mesa, junto al muerto, así es como la recuerdo:

aaxx

«Mano Interesante,» dijo el policía detrás mio. »

«» Sí «, le contesté.» A juzgar por las anotaciones, la mayoría de las parejas jugaron seis corazones, una abajo después de la salida del K. Es evidente que la mayoría eran aficionados que se fueron abajo después que les falló la finesse a la dama de trebol, el Sr. Steele incluido.»

«¿Pero hay que hacer la finesse? preguntó.

«Creo que se puede hacer con una inversión del muerto. Veamos, se falla el segundo diamante con el rey de corazón y juega el 7 al 10, falla un diamante con la Q, juega el 2 al 9 y falla el ultimo diamante con el J. Ahora todo lo que tiene que hacer es cruzar al muerto con el rey de trebol y jugar el as de triunfo, sacando el ultimo triunfo, mientras descarta su ultimo trebol perdedor. Ahora juega sus tres espadas altas y falla su última espada con el 3 del muerto. Si eso funcionaria bien.

«De hecho, es así. Tal vez usted podría considerar abandonar su profesión de policía por una carrera en el bridge, le dije, pero él se limitó a sacudir la cabeza y a sonreír «.

«Así que dígame algo acerca de este señor Steele.» me preguntó el Cardenal. »

«Era un hombre completamente malo», respondí. «La extorsión y el chantaje eran sus vocaciones más respetables, y por supuesto, hacia trampa en el bridge también. Yo diría que había al menos cincuenta personas que hubieran amado romper su cuello y asumir las consecuencias. Incluso yo era un lógico sospechoso. Habíamos tenido un altercado público la noche anterior. El Toronto Telegram me citó como ayudando a la policía en sus investigaciones, el testimonio del titular de la cafetería me había descalificado como sospechoso. Durante la investigación, muchos hechos desagradables relativos al Sr. Steele fueron arrastrados a la luz del día. No se escuchó una sola voz que lamentara su muerte. En efecto, un Sr. Steele muerto era preferible a uno vivo y la ausencia de la identidad de su verdugo fue un motivo de satisfacción. El médico forense concluyó que el Sr. Steele había encontrado la muerte a manos de alguna persona o personas desconocidas. De hecho, la forma de anunciar este veredicto implicaba que, en opinión del jurado, el asunto, podía muy bien ser dejado así. Lo cual, para lo que a la policía se refiere, quedo así.

«Pero, ¿quién lo hizo?» preguntó el Cardenal.

«El policía, desde ya», dijo el profesor Silver con sarcasmo.

¿El policía?» exclamó el Cardenal Wright con asombro.

«Por supuesto! Lo supe desde el instante en que vi la ventana abierta. Steele siempre mantenía las ventanas cerradas, hubiera escuchado la conmoción de una entrada forzada y hubiera hecho sonar la alarma. Ningún hombre con sus enemigos, le abriría la puerta a un extraño, pero si le abriría, a un policía uniformado. El policía había estado observando los hábitos nocturnos de los jugadores de bridge durante algún tiempo, por lo que sabía que yo iría al café y luego regresaría. El pudo entrar al club, estrangular a Steele , luego caminó con calma a la acera y me esperó a que yo reapareciera. No tuvo dificultades para entablar una conversación conmigo…Que jugador de bridge se alejaría de una oportunidad para presumir de sus triunfos?. Después de un rato, él me llamó la atención sobre la ventana abierta y juntos descubrimos el cuerpo «.

«Inteligente», dijo Wright con aprobación. «UD le proporcionó una coartada perfecta. ¿Alguna vez habló de nuevo con él?

«Sólo una vez», dijo el profesor Silver. «Era un hombre culto e inteligente, él llego a los rangos más altos de la guardia civil. Hubo una ocasión cuando él fue capaz de hacerle un favor sin importancia a un amigo mío que había entrado en conflicto con algunas regulaciones aduaneras».

«Pero sin duda el asesinato es un delito grave no importa cuanto se lo mereciera la víctima. ¿Por qué nunca dijo nada, profesor?» Me preguntó el Cardenal.

«Bueno, se estaban jugando los Nacionales y me hubiera tenido que pasar muchos días en la corte. Además, yo había hecho algunas investigaciones y descubrí el motivo del policía. Como estudiante universitario él había jugado mucho bridge en el club; su hermana más joven de vez en cuando lo iba a buscar allí y, sin su conocimiento, había caído bajo la influencia de Steele. Finalmente, Steele la había corrompido y la había introducido a una vida de pecado, de degradación y vicio, la había convertido en una … »

«Prostituta? Drogadicta?» preguntó el Cardenal.

«Algo mucho peor,» dijo el profesor Silver con severidad. «Él la convirtió en una jugadora profesional de bridge. Su hermano juró venganza, abandonó la universidad y se unió a las fuerzas de la policía. Más tarde, se ofreció como voluntario para el turno noche y de alguna manera aprendió el ritmo de Forest Hill. Por supuesto, tuvo que renunciar a jugar al bridge, lo que yo consideraría suficiente castigo para el crimen que cometió. ¿no le parece? »

«Sin duda»…estuvo de acuerdo el Cardenal…

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments