Fuente: webutil.bridgebase.com           

Los Domingos, usted puede disfrutar de una clase gratis de bridge en BBO, dictada por diferentes jugadores con estrella. La que publicamos hoy es del, Domingo, 14 de Junio del 2015, por la estrella de USA BBO Star JDonn (Josh Donn). Esta fue su primera clase de una serie titulada La Subasta del Slam, a la que le siguió una sesión de P&R, donde los kibitzers pudieron formular preguntas.


Hola a todos y bienvenidos. Pasé las últimas conferencias hablando de las preventivas, pero hoy voy a cambiar de tema por un tiempo a la subasta de slam. La subasta de slam es divertida – después de todo, si usted está investigando jugar slam entonces su lado debe tener buenas manos! Pero también es muy importante, ya que se anotan buenos scores.

A lo largo de esta serie sobre la subasta de slam, voy a revisar algunas herramientas muy poderosas. Algunas de ellas son muy conocidas, tales como la Blackwood. Otras son más avanzadas, pero voy a llegar a ellas en el futuro. Sin embargo, la primera herramienta de investigación de slam que voy a revisar es la más básica: la subasta cuantitativa de slam.

La subasta cuantitativa significa simplemente hacer una oferta a un cierto nivel en base a cuántos valores se tienen. Por ejemplo, si mi compañero abre de 1NT mostrando 15-17, y si yo tengo 9 puntos, es posible invitar a game, porque si la pareja es mínima y tienen 24 puntos entre ambos, quizás él no quiera estar en game, pero si él tiene un máximo, con 26 puntos probablemente quiera jugar game. Esto es un ejemplo de una oferta cuantitativa.

Pues bien, la subasta de slam puede funcionar de la misma manera exacta. La forma en que invita a Slam después que su compañero abrió de 1NT es elevando a 4NT. Supongamos que usted tiene una mano equilibrada de 16 puntos. Si su pareja tiene un mínimo de 15, tienen combinados 31 puntos, en dos manos balanceadas probablemente no es lo suficiente como para slam. Pero si la pareja tiene un máximo de 17, entonces tienen combinado 33 puntos, casi siempre suficiente para hacer slam.

Tomemos una mano ejemplo y veamos cómo funciona esto.

Suponga que usted tiene  QJ5  K62  K104  AK92. Si su partner tiene  AK62  J53  AQJ2  76, una mano de 15 puntos, él va a pasar sobre los 4NT. Ustedes tienen 10 bazas fáciles, 11 si el corazon esta bien ubicado, pero eso es todo.

aaxx

Sin embargo, mejore la mano a  AK62  QJ3  AQJ2  76, una mano de 17 puntos, y su partner se va a ir a game, donde ustedes tienen 12 bazas fáciles, después de entregar el as de corazon.

aaxx

La subasta cuantitativa generalmente funciona bien, sobre todo con dos manos balanceadas, pero no es perfecta, así que no debe esperar milagros. Estas son algunas de las razones por las que la subasta cuantitativa no siempre llega al mejor contrato:

La subasta cuantitativa no es una ciencia exacta.

Volvamos a la mano de arriba  QJ5  K62  K104  AK92. Como ya les dije, me gustaría subir la apertura de 1NT de mi compañero a 4NT, esperando a que él pase si tiene un mínimo, o diga 6NT si tiene un máximo.

Sin embargo, vamos a ver algunos ejemplos de manos del partner en las que este enfoque no va a funcionar muy bien. Si la pareja tiene  K1063  A4  AQ2  Q1054 es decir un mínimo, él va a pasar, sin embargo, yo sigo siendo un gran favorito para hacer 6NT, sólo se necesita asegurar 4 bazas de trebol.

aaxx

Ahora bien, supongamos que él tiene  AK3  A74  AQ6  8543. Es decir un máximo con 17 en el que seguramente él dirá 6NT, sin embargo, el contrato no tiene posibilidad en absoluto – de hecho es necesario que los tréboles estén bien distribuidos sólo para hacer 11 bazas!

aaxx

¿Por qué pasa esto? UD no sabe a ciencia cierta cuando cada carta alta que usted tenga valdrá la pena en una mano particular. Si usted tiene QJ5 en un palo como el de espadas en nuestra mano ejemplo, si su pareja tiene AK3, significa que su valet es inútil ya que con Q52 haría las mismas 3 bazas. O si su pareja tiene K1063, es decir, su valet garantiza tres bazas sin necesidad que el palo esta bien dividido. No se sabe qué tiene la pareja en cada palo. Entonces, ¿cuál es el valor de un valet cada vez que tenga uno? Usted no lo sabrá hasta que vea la mano de su pareja.

Mi punto es, que cuando usted hace una oferta cuantitativa, está jugando con las probabilidades. Usted no sabe exactamente qué bazas hará y cuales no hará, pero usted sabe que, en promedio, una cierta cantidad de puntos será suficiente para hacer un determinado contrato, por lo que el objetivo es llegar a donde debe, cuando se tiene esa cantidad de puntos y luego esperar tener la razón. Estos ejemplos muestran, que no funciona perfectamente, pero funciona muy bien.

La subasta cuantitativa no es 100% precisa.

Lo que quiero decir con esto es, no siempre va a alcanzar el mismo nivel exacto con la misma cantidad exacta de puntos en cartas altas. Esto es más fácil de demostrar con alguna matemática muy simple. Supongamos que cuando el compañero abre de 1NT 15-17 y usted tiene una mano equilibrada, el objetivo es llegar a 6NT solamente con al menos 33 puntos de cartas altas entre sus dos manos. Ese podría ser el caso si usted tiene 16 o 17 puntos, ya que con 16-17 no tendrá suficiente si la pareja tiene 15 y tendrá suficiente si la pareja tiene 17, por lo que podría decir 4NT, con cualquiera de esos dos valores. Pero entonces, ¿cómo sabe su pareja qué debe hacer con 16? Si tiene 16, sólo 32 combinados, pero si usted tiene 17, tienen 33 combinados.

La respuesta es, su compañero no va a saber qué hacer con seguridad. Su pareja tendrá que juzgar en base a otros factores como la distribución y las cartas intermedias. No intento discutir cómo su socio debe evaluar su mano, pero sólo quiero dejar claro que no se puede llegar a 6NT con 33 y parar en 4NT con 32 el 100% de las veces. A veces una mano en el medio de la gama, adivinará mal, y asi es cómo es.