The New York Times Una extraña Dolencia Causa Problemas de Muerto en Canadá

Un extraño fenómeno que esta aterrorizando a los mejores jugadores de Canadá ha sido bautizado como »el muerto Y’.

Funciona de la siguiente manera: Un adversario declara escandalosamente por encima de sus posibilidades, le doblan y encuentra un muerto extraordinario. El contrato se cumple con facilidad, y a los sufrientes defensores más tarde se los escucha murmurar en los pasillos, » Y yo? » O tal vez, » Y nosotros? » Se han convertido en las últimas víctimas del tan temido Muerto Y.

La Ciencia del Bridge no ofrece ninguna esperanza para la eliminación de este flagelo, o incluso para encontrar un antídoto. En un reciente brote que se dio en Montreal las víctimas sobrevivieron, pero en circunstancias muy inusuales. El caso fue denunciado en el libro de la Montreal Bridge League’s llamado: Melange de Bridge por Rhoda Habert, quien poseía las cartas de Este. El optimismo es endémico.

Ambos vulnerable

 J 9 6 2
K 3
 9 7 4 3 2
 7
 3
 A Q J 10 9
 A Q 10 8 6
 10 4
 Q 10 8
 8 5 4
 K 5
 K J 9 8 6
 A K 7 5 4
 7 6 2
 J
 A Q 5 3
Oeste Norte Este Sur
1 Pass 2 2
3 Pass 4 4
Pass Pass Dbl All Pass

Este y Oeste subastaron agresivamente hasta un contrato algo optimista de cuatro corazones que probablemente se hubiera ido dos abajo. Pero Sur, no satisfecho con haber hecho una sobre-declaración vulnerable al nivel dos, ahora dijo cuatro espadas, una acción que sería comprensible desde la posición de Norte.

Mrs. Habert describió a Sur como »intrépido,» pero uno puede pensar en otros adjetivos. Una inspirada salida a triunfo hubiera derrotado el contrato, ya que Este hubiera podido mas tarde ganar la mano en diamante y jugar la dama de espadas para eliminar futuros fallos.

Pero Oeste salio con el 10, y Sur quedo en control total. O así hubiera sido si Sur se hubiera dado cuenta que su muerto Y contenía una trampa incorporada.

Sur gano con la Q, fallo un trébol chico, y salio del muerto jugando un diamante. Este salto con su K, ganando la baza, y comenzó un gruñido mental acerca del muerto: » Cuatro triunfos, un rey de corazones doubleton bien colocado, cinco diamantes, un trébol singleton … »

Un trébol singleton!!!? Este se acomodo en su silla y fue la primera jugadora de la mesa que se dio cuenta que el muerto había comenzado con 12 cartas. Una inspección de las cartas del muerto revelo que el 2 estaba al debajo de los diamantes del muerto.

Un director del torneo, dictaminó que el renaciente 2 ahora estaba en juego. Sonriendo diabólicamente, Este le dio a su compañero un fallo de trébol para derrotar un contrato que se habría cumplido si el muerto hubiera estado totalmente visible.

La conclusión parece ser que el muerto Y no siempre es letal… o por lo menos es asi si contiene menos de 13 cartas.