Cuatro jubilados están caminando por una calle de una ciudad de USA. Doblan una esquina y ven un letrero que dice, Old Timers Bar -todas las bebidas 10 centavos. Se miran el uno al otro, y deciden entrar, pensando que esto es demasiado bueno para ser verdad. El viejo camarero dice con una voz que se escucha a través de todo el cuarto, ‘entren y déjenme que les sirva un trago!

¿Qué van a tomar, señores? Parecía que era un bar bien surtido, cada uno de los hombres pidió un martini. En poco tiempo, el camarero sirvió cuatro martinis helados … Agitados, no revueltos, y les dijo: «Son 10 centavos cada uno, por favor ‘.

Los cuatro hombres se quedaron mirando al camarero por un momento. A continuación, se miran entre sí … Ellos no pueden creer su buena suerte. Pagan los 40 centavos de dólar, terminan sus martinis, y piden otra ronda. Una vez más, cuatro excelentes martinis y el camarero de nuevo: «Eso es otros 40 centavos, por favor. Ellos pagan los 40 centavos de dólar, pero su curiosidad es más de lo que pueden soportar. Cada uno de ellos ha tomado dos martinis y hasta ahora han gastado menos de un dólar.

Finalmente uno de los hombres dice: «¿Cómo puede permitirse el lujo de servir martinis tan buenos como éstos, por solo diez centavos cada uno? ‘

«Soy un controlador de tráfico aéreo retirado, ‘dijo el camarero, y yo siempre quise tener un bar. El año pasado me gane la Lotería y cobre $ 25 millones así que decidí abrir este lugar. Cada bebida cuesta diez centavos – vinos, licores, cerveza, todo es lo mismo ‘. ¡¡¡¡Guau!!!!

Esa, si que es una historia «, dice uno de los hombres. Los cuatro hombres seguían disfrutando de sus martinis y uno de ellos no pudo dejar de notar a siete personas en el extremo de la barra que no tenían bebidas en frente de ellos, y que no habían pedido nada todo el tiempo desde que ellos estaban allí.

Señalando con un gesto a los siete hombres en el extremo de la barra sin bebidas , le pregunta al camarero, «¿Qué pasa con ellos? ‘ El camarero dice, ‘Oh, son todos jugadores de bridge. Están esperando el Happy Hour cuando las bebidas están a mitad de precio …