Sur dador, Norte-Sur vulnerable.

Sólo rara vez el declarante elige un contrato de game o de slam basado en un fit de triunfo 4-3. Esto es así porque un contrato en el que sólo se tienen siete triunfos y los oponentes seis, no tiene el tipo de superioridad en triunfos que se anhela en la vida. Hay un peligro innato de perder el control del palo de triunfo y ser derrotado. Normalmente, tales contratos son evitados encontrando un palo de triunfo más largo o jugando en NT.

Sin embargo, hay momentos en que no hay mejor alternativa que elegir el contrato con el triunfo 4-3 como en el presente caso.

Salida — K

Los contratos que se basan en un fit 4-3 a menudo requieren un manejo cuidadoso para compensar la deficiencia del triunfo, y ahí fue donde Sur falló.

Oeste comenzó con el K-A de espadas y continuó con la dama. Sur falló, jugó tres rondas de triunfos y cuando el palo resultó estar dividido 4-2, en lugar de 3-3, comenzó a jugar diamantes. Oeste falló el tercer diamante con su triunfo restante y cobró el 10-2 de espadas para derrotar el contrato por dos bazas.

En efecto, el declarante se equivocó cuando falló la tercera ronda de espadas. Al hacerlo, se puso en una posición en la que cualquier cosa menos una división de corazón 3-3 ponía en peligro el contrato. En cambio, Sur debería haber descartado un palo en la tercera espada, manteniendo así el mando completo si los triunfos estaban divididos 3-3 o 4-2.

Ningún retorno de Oeste podía hacer daño al declarante. Otra espada sería fallada en el muerto mientras que Sur conservaba sus cuatro triunfos en la mano, mientras que un diamante, un trebol o una vuelta de corazón le permitiría sacar triunfos y hacer las diez bazas con las que él había comenzado.