Todo lo que se tiene que hacer es …por Dan Howe

Print Friendly

La moraleja: No confíe en la opinión de cualquiera sobre el carteo de un contrato difícil. En particular, si no estaba allí como lo estuvo usted.

By Ana Roth
On 21 noviembre, 2015 At 11:49

Category : Sin categoría

Responses : Comments are off for this post

Related Posts


bridge cartoon postmortem
Print Friendly

Sarasota Journal – 11 Ene 1971

Con frecuencia, cuando uno revisa una mano con un compañero imparcial, uno recibe una valoración demasiado optimista en este sentido: «. Oh, es un juego de niños. Todo lo que el declarante tiene que hacer es la finesse a la dama de espadas, poner en mano al oponente de la izquierda, y luego hacer un doble squeeze». Hoy les muestro la mano de abajo como se la mostré a un amigo desinteresado.

«No hay problema en absoluto, opinó después de cinco segundos…Todo lo que hay que hacer es acertar la posición de la dama de corazon y hacer la finesse dos veces contra Oeste.»

«Hay una perdedora de espadas y una perdedora de trebol ademas de las dos perdedoras de diamante,» le señalamos. «Si el tercer trebol de la mano cerrada es fallado en el muerto, la finesse de corazon no se puede hacer dos veces contra Este.»

«Oh,» él contestó, sólo ligeramente desconcertado. «Bueno, entonces debe haber un aprieto en contra de Este.»

Los hechos necesitan un poco más de investigación. En primer lugar, ésta es la mano:

Sur Dador, N/S vulnerable

 K 8 7 4
 A 9 7
 10 6 5 2
 7 3
 Q J 10 2
 5
 8 3
 Q J 9 5 4 2
 9 3
 Q 4 3 2
 A K Q J 9
 10 6
   A 6 5
 K J 10 8 6
 7 4
 A K 8

En la mesa, Oeste salió a diamante, y el declarante fallo en la tercera rueda. Entonces, antes de tocar cualquier otro palo, cobró su as y rey de trebol y fallo un trebol en la mesa. Esta última jugada le permitió a Este irse de una de sus dos espadas, y desde ese momento el contrato ya no se pudo cumplir.

Un análisis cuidadoso revela que el declarante, después de jugar el tercer diamante, debe cobrar as-rey de espadas y de trebol y recién ahora fallar el tercer trebol. Después, él debería fallar el último diamante del muerto en su propia mano. Por último, debe entregar la mano con una tercera vuelta de espadas.

En este momento, al declarante le queda el rey-jack-diez de corazon, y las últimas tres cartas del muerto son el as-nueve de corazon y una espada. Uno de los oponentes es muy probable que tenga que ayudar al declarante.

Si las espadas están 3-3, el adversario que gane la tercera espada tendrá que proporcionarle al declarante una finesse gratis de triunfos. Como están las cartas, Este probablemente arrojara un diamante en la tercera ronda de trebol. Por lo tanto, después de haberse quedado con sus cuatro corazones, se vera obligado a fallar la tercera espada y se vera enfrentado a la ignominia de tener que jugar desde su dama de corazón para darle al declarante las tres últimas bazas y su contrato.

La moraleja: No confíe en la opinión de cualquiera sobre el carteo de un contrato difícil. En particular, si no estaba allí como lo estuvo usted.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.