Rompiendo las Reglas: Subastando Slams por Joshua Donn

Print Friendly

Subastar Slams es una de las partes mas excitantes del bridge. No solo porque están en juego muchos puntos, sino porque…

Joshua Donn
Print Friendly

Rompiendo las Reglas: Subastando Slams  por Joshua Donn para Bridgewinners 

 “Los jugadores avanzados conocen las reglas. Los Expertos saben cuando romperlas.” Anónimo

Subastar Slams es una de las partes mas excitantes del bridge. No solo porque están en juego muchos puntos, sino porque los slams también generan swings, muchas veces la otra mesa juega a otro nivel. Subastar Slams también es interesante porque es un área de la subasta en la que se tiene mucha libertad. Como su lado, cuando esta subastando slam, invariablemente tiene mas fuerza, UD típicamente tiene muchas opciones de como proceder.

Sorpresivamente, existe una medida de seguridad inherente en, tácticamente describir mal su mano, en el camino hacia un slam. Si UD hace un cuebid en un palo donde no tiene control, obviamente está corriendo un riesgo en el sentido que puede llegar al slam sin control en un palo, pero UD sabia eso cuando se arriesgo a hacer ese canto. Por lo menos no hay peligro de alcanzar el nivel o el palo equivocado. Contraste esto con cantos psíquicos mucho mas peligrosos, tales como responder inmediatamente con un mayor corto y una mano mala.

 Mas adelante les describo mis estrategias de engaño preferidas en el proceso de subastar slam, que yo creo que son poco utilizadas. Un tema común será sopesar el riesgo de la acción tomada vs. a la información que provee una acción diferente y voy a aprovechar la oportunidad para expresar algunas ideas respecto a cierta convención que se utiliza en el proceso de subastar slam – Last Train.

Saltando a Slam

 Hace mucho que creo que una técnica para subastar slam que no se usa todo lo que se debe es simplemente saltar a slam. Si sus valores le dicen que debe jugar slam, entonces subástelo. Muy seguido veo gente que instintivamente usa la Blackwood, y después veo que ellos iban a llegar al mismo contrato independientemente de la respuesta.

 Si UD tiene una mano balanceada de 20 puntos, responde con un mayor la apertura en un menor de su compañero, y el apoya el palo, piense…explorar… vale la pena? La probabilidad de que le falten dos keycards con todos esos valores es minima, y si UD pregunta los opps van a ganar información y quizás puedan doblar pidiendo alguna salida (o inferir de que salir por la falta del doblo). UD siempre va a poder pensar en alguna mano con la que pueda ganar un grand slam en esta situación, pero explorar para ver si está, puede llevarlo a malos resultados. Quizás UD necesite que su partner tenga AKQxx en su menor pero va a ser difícil de distinguir esa tenencia de AKQx. O quizás UD necesite un J especial frente a su AKQx pero no va a poder averiguarlo.

 También existe una ventaja, de engaño, cuando salta a slam en esas ocasiones. Si UD salta a slam en un palo, los opps van a tender a creer que UD tiene una mano con mucha mas distribución de la que realmente tiene. He visto en este tipo de situaciones que el salidor con dos ases, asumió que le iban a fallar alguno de ellos y salió a triunfo, dándole al declarante la oportunidad de descartar perdedoras en un palo lateral. Claro que nadie, por leer este articulo, va a hacer esto, pero como he dicho tantas veces UD gana imprevisibilidad por llegar a un contrato normal por una vía anormal.

Keycard Blackwood

 Curiosamente, la Keycard Blackwood es la convención que creo ocupa el rango mas amplio: desde la usada de menos a la mas utilizada. Ya he cubierto, brevemente, el caso de usar la Blackwood con demasiada frecuencia, que es cuando se puede saltar directo a slam. Una situación en la que creo que los jugadores podrían usar con mayor frecuencia la Blackwood es cuando el compañero muestra un fuerte apoyo a nuestro palo.

 Recientemente recibí esta mano: AKJ Qxxxx Jxx AK, abrí de 1, y mi partner me contesto 3 splinter. Muchos jugadores continuarían con un cue bid de 4 para asegurarse que el compañero tenga control a diamante. Pero seguramente que lo tiene, y aunque no fuera así podemos cumplir el slam si se evita la salida a diamante, porque seguramente podremos descartar las perdedoras de ese palo. También si hago el cue bid a trébol y mi partner dice 4, mi RHO podría doblar, lo que seria un desastre. Podía usar la estrategia anterior y saltar a slam pero no quería perder la posibilidad de un grand slam.  Si mi partner tiene las keycards que me faltan entonces quiero preguntar respecto al control de tercera en trébol. Estoy dispuesto a aceptar la posibilidad que mi partner tenga QJxx o Qxxxx o una tenencia mejor en trébol, o la dama de trébol con la Q singleton o la finesse de espadas. Así que en la mesa use inmediatamente la Blackwood. Al final faltaba una keycard, pero sigo creyendo que mis acciones fueron las correctas.

Last Train

 Los voy a engañar un poco y les voy a hablar de la convención Last Train, en vez de charlar sobre otras tácticas poco comunes. Last Train es una convención que, en lo que respecta a secuencias de cue-bids, se refiere al ultimo cue-bid debajo del palo de triunfo. No promete un control en ese palo, sino que informa que el jugador tiene interés de continuar a slam, pero tiene solo el paso anterior al palo de triunfo para expresarlo. En mi opinión, Last Train es una convención imperativa en el buen proceso de subastar slam, pero también pienso que puede ser la convención peor usada por todos los expertos de bridge. Muchos jugadores usan la Last Train casi todo el tiempo sin siquiera darse cuenta de que lo están haciendo.

 Supongamos que UD tiene: KQxxxx xxx Kx Ax. UD abre de 1, su partner le contesta un forcing a game de 2, UD dice 2 (que no prometen 6), y su partner dice 3. UD continua con un cuebid de 4 y su partner dice 4. Esta es exactamente la situación para la que fue creada la Last Train. Su sexta carta de triunfo y sus lindos honores le dicen que el slam es posible, pero dada la posibilidad de las perdedoras en corazón UD no esta seguro mas allá de los 4. UD debe decir 4 y dejar que su partner tome la decisión desde ahí. Sin embargo, cambie su mano a KQxxx xx xxx AKJ en la misma secuencia hasta 4. Hay muchos jugadores que dirían 4 porque… bueno…porque tienen el lugar para hacerlo? La distribución es mala, la tenencia de diamante es la peor, y ya mostró su interes en slam y sus honores en trébol. Esta mano solo vale el canto de 4. Usar la last train seria “transferir la culpa”, permitiéndole a UD culpar a su partner por hacer lo equivocado.

 No he cubierto cada idea en detalle. Hay muchas maneras de engañar a los opps en las secuencias en búsqueda de slam. Entre ellas esta: los cue-bids falsos, usar la  Blackwood con un fallo , y preguntar por la dama de triunfo cuando UD es el que la tiene, pero todo esto ya esta cubierto en la literatura ya existente.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.