Rompe esa Tabla!!! por O. Sharif

Print Friendly

Ninguna de esas máximas del bridge que aprendimos cuando comenzamos a jugar el juego están grabadas en piedra. Están diseñadas para cubrir generalidades, y en la mayoría de los casos son guías útiles.

Goren Sharif
Print Friendly

Observer-Reporter – Jul 25, 1994

Norte-Sur Vulnerable Oeste Dador

Salida: K

Ninguna de esas máximas del bridge que aprendimos cuando comenzamos a jugar el juego están grabadas en piedra. Están diseñadas para cubrir generalidades, y en la mayoría de los casos son guías útiles. Si hay una que es casi inviolable, es «nunca falle el as de su pareja.» Las caricaturas de H.G. Webster capturaron perfectamente las reacciones desenfrenadas que se desencadenaron cuando alguna vez se cometió este pecado imperdonable. Sin embargo…

La subasta es digna de mención en dos aspectos. Dado que Norte había hecho originalmente un doblo de saque, la voz libre a dos espadas mostró el equivalente a una apertura mejor que la mínima. Como resultado, Sur no se acobardo, y declaró el game.

Sobel Smith, Helen

Sobel Smith, Helen

Sentada en Este estaba Helen Sobel, la jugadora de bridge mujer más grande que haya existido. Su pareja salió con el rey de corazones y, cuando ganó, continuó con el as. La mayoría de los defensores hubieran descartado rutinariamente en esta baza. Lo mejor que Oeste hubiera podido hacer sería seguir con un corazón, pero el declarante falla en el muerto, cobra dos triunfos altos, para luego descartar dos tréboles en los diamantes altos.

A partir de ahí, el declarante puede fallar cruzado diamante-corazón, conceder un trebol y reclamar con dos triunfos altos en la mano.

Por desgracia, para Sur, la Sra. Sobel no era un defensor común. Para ella era evidente que si el contrato podía ser derrotado, los defensores necesitarían bazas de trebol. Así que Este ignoró el axioma y falló el as de corazon de su compañero para un cambio a trebol.

Dos bazas de trebol le dieron un final rápido a las aspiraciones del declarante.

por Omar Sharif & Charles Goren

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.