Propenso a los accidentes por Jay Becker

Print Friendly

Algunas personas son naturalmente propensas a los accidentes. Si no derraman inadvertidamente una taza de café caliente en el vestido de la anfitriona, pueden, ….

By Ana Roth
On 26 diciembre, 2016 At 15:53

Category : Sin categoría

Responses : Comments are off for this post

Related Posts


happy-2017
Print Friendly

Ludington Daily News – 18 Mar 1970

Algunas personas son naturalmente propensas a los accidentes. Si no derraman inadvertidamente una taza de café caliente en el vestido de la anfitriona, pueden, por ninguna buena razón en absoluto, golpear contra una puerta abierta en plena luz del día y terminar con un ojo morado. Muchos jugadores de bridge también son propensos a los accidentes. Las cosas más horribles parecen sucederles a ellos todo el tiempo, ya sea como resultado de sus propias predilecciones o debido a las tontas tormentas de ideas de su pareja.

Podría decirse con una precisión considerable que Sylvia, era propensa a los accidentes, pero el hecho es que ocasionalmente convertía algunos de sus errores más flagrantes en triunfos increibles.

Su propensión a lo extraño reaccionaba para su ventaja de una manera que dejaba a los miembros del club en un estado de asombro incrédulo. Por ejemplo, vean esta mano donde Sylvia, saltó optimista a seis espadas después del doblo de su pareja.

Oeste dador, Norte-Sur vulnerable.

Salida: A

Oeste salió con el as de los diamantes. Sylvia tenía la intención de jugar bajo del muerto, pero, de alguna manera u otra, al tocar la carta, jugó el rey. Oeste entonces cambió a un trebol. Sylvia ganó, cobró el A-K de espadas, hizo la finesse a la dama de corazones, y cobró el as. Ella entonces siguió jugando tres triunfos más para producir esta posición:

 5
 9 2
 6



 K J 9 8

 J
 J 9 8

 8
 Q 10 3

Cuando el muerto ahora jugó el último triunfo, Este no podía descartar un corazón, así que descartó un diamante. Sylvia, entonces desechó su corazón restante, siguió con un diamante, hizo la finesse al diez, y así hizo el slam.

Si Sylvia hubiera jugado el seis en la carta de salida de diamante, en lugar del rey, automáticamente se hubiera ido una abajo.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.