OH BABY! Por John Carruthers

Print Friendly

Cuando Fred Couples estaba ganando el Masters de 1992, pegó el golpe de su vida en el hoyo 13 par 5, durante la vuelta final, llegando al green en dos golpes. Despues que el palo le pegó a la pelota y mientras esta volaba como un cohete hacia el green, se escuchó claramente a Couples exclamar, “Oh, baby!” El se habia dado cuenta de lo que habia hecho.

John Carruthers
Print Friendly

Cuando Fred Couples estaba ganando el Masters de 1992, pegó el golpe de su vida en el hoyo 13 par 5, durante la vuelta final, llegando al green en dos golpes. Despues que el palo le pegó a la pelota y mientras esta volaba como un cohete hacia el green, se escuchó claramente a Couples exclamar, “Oh, baby!” El se habia dado cuenta de lo que habia hecho.

Esta fue mi tablilla favorita durante el CNTC 2003- por un instante Yo tambien me di cuenta.

Ronda 13. Board 7. Dador Sur. Ambos Vul.

 J 10 9 5
 8 4 2
 10 7 3 2
 K 3

 A 8 7 4 2
 A K Q
 6
 J 6 4 2

 

 K Q 6
 L 9 7 3
 J 9 8 5 4
 9

 

 3
 10 6 5
 A K Q
 A Q 10 8 7 5

Oeste      Norte   Este   Sur
Beagle Z         J. Silver     Beagle J   Carruthers
      1
1 Pass 2 3
Doblo Pass Pass Pass
       

Contrato: 3 Doblados

Salida: K

Joey y Yo estábamos jugando contra Billy y John Bowman, afectivamente llamados los Beagles de Ottawa. Ellos estaban segundos y parecía que iban a clasificar facilmente a los cuartos de final, nosotros en cambio estabamos peleando por nuestras vidas.

Ya habíamos jugado las dos terceras partes del round. Yo me quedé un poco sorprendido cuando Billy me dobló 3 es un poco inusual que a uno le doblen en esta situación jugando IMPs despues de que el compañero lo apoyó, quizas mostraba un palo cuarto; pense. Los Beagles son activamente conocidos por sus cantos imaginativos.

Billy hizo las tres primeras bazas en corazón y cambió a diamante. Mi única esperanza para cumplir el contrato era no perder una baza de triunfo. Por el doblo, Billy debía tener 4 o 5 triunfos al J. Solo había una muy vaga esperanza y era que John tuviera el 9 seco, yo podía salir del 10 y atraparlo. Si no, y si el tenia el J seco; iba a ser costoso– pero muy raro.

Puse mi 10 en la mesa, Billy puso el 2. Yo pedí que jugaran el 3 del muerto. John jugó el 9! No pude con mi mismo y exclamé: “Oh, baby!”.

Como UDs pueden ver, mi exhuberancia duró muy poco. Jugué trebol al K y al volver con diamante me lo fallaron para una abajo y menos 200. Rats! Tambien necesitaba que Billy tuviera una 4=3=2=4 para ganar. Muy dificil, ya que John no habia hecho un salto preventivo.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.