No Segun Hoyle II por Robert B. Hutchinson

Print Friendly

Posiblemente no hay una salida en bridge que cause tantas decepciones como la salida de un singleton.

By Ana Roth
On 9 octubre, 2016 At 13:50

Category : Sin categoría

Responses : Comments are off for this post

Related Posts


bridge-cartoon-lead
Print Friendly

Reading Eagle – 31 Ago 1941

Posiblemente no hay una salida en bridge que cause tantas decepciones como la salida de un singleton. Si bien hay momentos en que se justifica la salida de un singleton, nunca se debe recurrir a ella sin tener alguna idea definitiva con respecto a las posibilidades de éxito. La mayoría de los jugadores expertos suelen evitar esta salida, ya que las posibilidades son de dos a uno en contra que el compañero tenga la carta ganadora en el palo de salida. La razón para salir de un singleton es obvia.

Un jugador tiene dos o tres pequeños triunfos que no le son de ninguna utilidad para él, porque tan pronto como el declarante tome la mano, en la mayoría de los casos va a jugar inmediatamente triunfo. En consecuencia, si un jugador puede utilizar antes, uno de sus pequeños triunfos para fallar, será una baza para los defensores.

Pero, por el contrario, si tiene cuatro triunfos pequeños, entonces debe salir de su palo mas largo y no del singleton. Si el declarante tiene un palo de triunfo de cinco cartas y la defensa puede obligar que utilice uno de estos triunfos para fallar, por lo general se tiende a debilitar la mano materialmente. El declarante debe ahora jugar todos sus triunfos con el fin de extraer los suyos y esto puede dar lugar a que se afirme un palo lateral largo de la defensa que traerá como consecuencia la derrota de un contrato de otra manera fácil de cumplir.

Milton Work, Robert F. Foster, E.V. Shephard, Sidney Lenz, Wilbur Whitehead, Gratz M. Scott

Milton Work, Robert F. Foster, E.V. Shephard, Sidney Lenz, Wilbur Whitehead, Gratz M. Scott

Por lo tanto, no salga de un singleton cuando su mano tiene cuatro triunfos. El fallecido Wilbur Whitehead, uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos, en su libro sobre salidas, colocó séptimo al singleton, en su lista de salidas a ciega, pero incluso sólo cuando la mano tenía el As o el rey y dos triunfos pequeños.

Resumiendo el consenso de la opinión de los expertos en el tema, nos encontramos con que un singleton puede ser una salida admisible cuando:

(a) Tiene el As y un triunfo chico.

(b) Tiene el Rey y dos triunfos chicos.

(c) El partner ha nombrado ese palo durante la subasta.

(d) El jugador a su izquierda ha nombrado el palo y el palo fue negado por el declarante.

En los casos a) y b) el salidor del singleton tiene la seguridad de ser capaz de frenar la jugada de triunfo por el declarante y aún así ser capaz de fallar el palo en el que tiene el singleton. El tercer ejemplo no necesita mayor amplificación. En el caso d), generalmente es una buena apuesta que su pareja tenga las cartas altas que faltan en el palo subastado por el muerto y puede ser capaz de hacer la primera baza y darle un fallo inmediatamente. Por supuesto, la salida del singleton en este caso no está justificada si tiene un deseable palo propio para salir.

Tres maneras de jugar una mano

Esta es una mano de uno de los duplicados locales, que dio un gran debate en el post-mortem. Sur llegó a una declaración final de cuatro espadas, no por elección, sino porque la oposición lo empujó a lo largo de la subasta nombrando ambos palos menores. De hecho, el declarante después de irse tres abajo en su contrato doblado, le preguntó lastimeramente a Norte (su pareja) por qué había declarado 4 espadas, afirmando que bajo ninguna condición él debería haber seguido subastando…

Norte respondió que no estaba de acuerdo con la opinión de su pareja y sostuvo que si la mano se hubiera jugado adecuadamente, se hubiera ido una abajo, en lugar de tres. Sin embargo, el contrato puede hacerse mediante un tratamiento cuidadoso como se demostró en varias mesas. Esta era la distribución:

Oeste salio con el 9 de trebol, el muerto ganó con el as. Siguió el rey de triunfo y luego el cuatro, el declarante jugó el ocho, evidentemente influenciado por el doblo de Este. Oeste ganó con la dama y volvió el 8 de trebol que fue sobre-tomado por Este, que jugó otro trebol. El declarante aflojó, descartando un diamante. Este luego cambio a un diamante y ellos cobraron dos bazas en el palo.

El declarante se vio forzado a salir jugando desde sus corazones un poco mas tarde y concedió otra baza para tres abajo.

El partner del declarante se quejo sobre el carteo de Sur, diciendo que él debería haber hecho la finesse de corazon, en vez de la de triunfo cuando entro por primera vez al muerto con el as de trebol. Esto debería haber llevado las pérdidas a 4  bazas en vez de a seis.

Sin embargo, si se piensa un poco mas en el carteo, el contrato se debe hacer y los jugadores que anotaron en Sur diez bazas, dijeron que no fue porque tuvieron suerte en el juego. Cuando se entra al muerto con el as de trebol, se debe hacer la finesse de corazon.

El doblo de Este no lo marca con la dama de espadas, pero sin duda lo marca con el rey de corazon. Se juega un pequeño corazon en la segunda baza, y la dama gana. Se sigue con el as de ese palo, después el as de espadas y la jota. El rey de triunfo del muerto cubre la dama de triunfo de Oeste y un pequeño corazon fuerza el rey de ese palo en Este. El declarante falla alto, conservando el dos para poder entrar en el muerto para jugar el Jack de corazon alto, en el que se descarta el trebol perdedor.

El declarante no puede no perder tres diamantes al final.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.