Muzzy juega tercera mano alta… normalmente en mal momento por Easley Blackwood

Print Friendly

Los 3NT de la señorita Brash deberían haber sido derrotados. Los defensores podrían haber ganado las primeras cinco bazas en el palo de corazón. Pero el señor Muzzy…,

cartoon-costilla-esp
Print Friendly

Ellensburg Daily Record – 1 Ago 1956

Sur dador Este-Oeste vulnerable

Los 3NT de la señorita Brash deberían haber sido derrotados. Los defensores podrían haber ganado las primeras cinco bazas en el palo de corazón. Pero el señor Muzzy efectivamente desperdició la jugada en la primera baza. El Sr. Champion salió de su cuarto corazón, el seis. Tratando de no mostrar ningún signo de angustia, Miss Brash valientemente jugó bajo de la mesa. El Sr. Muzzy jugó obligatoriamente al rey y la oportunidad de derrotar la mano se había ido.

Impredecible

El Sr. Muzzy es completamente impredecible. A menudo, se niega a jugar su rey, en la tercera mano, en una situación en la que debería hacer esa jugada. Su razón en esos momentos es que él no quiere «sacrificar» su rey con el as del declarante. Pero por alguna razón no tenía ese miedo en la mano de hoy.

«¿Por qué no pusiste tu 10 en la primera baza, Muzzy?» -preguntó el señor Champion salvajemente.

El Sr. Muzzy tenía una respuesta lista. -Porque la señorita Brash podría haber tenido el Jack seco -respondió.

Regla del 11

-No podía tener el Jack -dijo el señor Champion-. «No podía tener ninguna carta más alta que de la que yo salí: el 6. Todo lo que tenías que hacer era usar la regla del 11.» Restar seis de once y eso te da cinco. Así que solo había cinco cartas fuera de mi mano más altas que el seis. Tenías tres corazones más altos que el seis y el muerto tenía dos.

Por lo tanto, la señorita Brash no tenía ninguna carta mas alta que el seis.

El señor Muzzy estaba confundido. Utilizando de nuevo una de sus viejas coartadas, dijo: «Siempre juego tercera mano alto, y la mayoría de las veces es la jugada correcta».

El señor Champion nunca se rinde. «A veces es la jugada correcta?», gritó. «Tienes que saber cuando es correcta y cuando está mal.

-Bueno, ¿por qué no saliste del valet de corazón? -dijo el señor Muzzy desesperado-. «Entonces, con la dama en la mesa justo adelante de mi rey diez, no podía equivocarme.»

Esta sensacional sugerencia silenció incluso al señor Champion.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.