Lo que Importa en el Bridge por Terence Reese

Print Friendly

Los buenos jugadores se diferencian de los jugadores medios en esto: el buen jugador intenta jugar con las cincuenta y dos cartas, mientras que el jugador medio juega sólo con las veintiséis que puede ver.

Terence Reese
Print Friendly

Los buenos jugadores se diferencian de los jugadores medios en esto: el buen jugador intenta jugar con las cincuenta y dos cartas, mientras que el jugador medio juega sólo con las veintiséis que puede ver. Un jugador puede tener una técnica de carteo de primera clase, pero si juega ciego, en el sentido que en el carteo no trata de reconstruir las manos invisibles, no puede ser mejor que el promedio, mientras que un jugador que hace eso, aunque sepa poco sobre eliminación y nada sobre squeezes, sera un jugador entre miles.

Contar las manos de los oponentes no requiere de ningún talento especial. Desde el lado del defensor, por ejemplo, la distribución del palo de salida a menudo se establece en la primera baza y casi siempre cuando el palo es jugado por segunda vez, luego en general siguen una o dos vueltas de triunfos por el declarante y nueve de cada diez veces es posible decir con cuántos triunfos comenzó. Así que en la mayoría de los casos se conoce la distribución de dos palos después de tres o cuatro jugadas, y como regla general, la imagen se puede completar una baza o dos más tarde. No hay nada muy difícil o complicado acerca de este tipo de análisis, pero sí requiere de un esfuerzo consciente, y muy pocos jugadores consistentemente hacen el esfuerzo.

No es tan fácil para el declarante descubrir la distribución de las manos que defienden, ya que tiene mucho menos informacion, sobre todo respecto a las inferencias de la subasta. En las primeras etapas de la mayoría de las manos el declarante tiene que confiar en su conocimiento de simples probabilidades, en la teoría de la simetría, y en como se esta desarrollando el carteo, asi es como el panorama de la distribución del enemigo se va volviendo más clara. No hay nada muy notable respecto a la mano que sigue, pero nos servirá como punto de partida para la discusión.

 

10 5
A 8 4
K Q 6
A J 10 5 4

A Q 8 7
3
J 7 5 3 2
Q 8 2

 

K J 9 6 4 2
Q 10 9
A 9 4
7

 

3
K J 7 6 5 2
10 8
K 9 6 3

Este-Oeste vulnerable y Norte dador. LOa subasta:

West  North   East  South 
  1 1 2
3 4 4 5
the end      
       

Salida: A.

Despues de la salida, Oeste juega otra espada que el declarante falla. El problema es la ubicacion de las damas que le faltan. El Declarante decidio que como los opps subastaron 4 en vulnerable, era mas logico que los triunfos que le faltaban estuvieran 3 – 1 en vez de 2 – 2. Asi que cuando Este jugo triunfo en la segunda vuelta, Sur hizo exitosamente la finesse con el valet.

Terminado este obstáculo, sólo faltaba encontrar la Q. Como Oeste tenia un singleton de corazon, era probable que él tuviera largo el palo de trebol. Para completar su conteo de la mano de Sur, jugó diamantes antes de abordar los treboles. Después de tres rondas de diamantes se estableció que Este tenia seis cartas en los palos colorados ya que Este había hecho la sobre-declaración de una espada, era probable que él tuviera seis espadas, por lo que el declarante finesseo el trebol contra Oeste con plena confianza.

Sólo perdio dos ases, así que Sur consiguió su contrato de cinco corazones. La mayoría de los jugadores hubieran hecho la misma cantidad de bazas, pero aunque el juego no era especialmente difícil, sí planteo algunos puntos importantes. En primer lugar, la finesse en triunfos antes que se supiera mucho sobre las manos de Este y Oeste: había una inferencia que se desprendia de la subasta: los triunfos era más probable que estuvieran 3 – 1 a que estuvieran 2 – 2, pero supongamos que no hubiera habido interferencia en la subasta: entonces, habría sido correcto hacer la finesse de triunfo o jugar a la caída?

La respuesta depende de dos cosas: simples probabilidades y la teoria de la simetria.

UNA CUENTA PARA EVITAR UNA FINESSE

Aunque, en general, es más difícil para el declarante contar las manos de lo que es para un defensor, el declarante tiene la ventaja de que puede planificar el carteo con el fin de obtener una imagen completa de la mano. Esto es lo que hace en la siguiente mano.

 

9 5 2
Q 10 7
A Q 8 4
K 9 3

A K 8 6 4 3
A 5 2
7 6
Q 5

 

J 10
6 4
J 10 5 3
10 8 6 4 2

 

Q 7
K J 9 8 3
K 9 2
A J 7

Sur juega 4 después de que Oeste ha hecho una sobre-declaración de una espada. Oeste sale del K y continúa con tres ruedas de ese palo con el fin de matar de 9 del muerto. Sur juega Corazones y Oeste gana la segunda vuelta y sale jugando un corazon. El declarante tiene ahora el problema de evitar una perdedora en trebol. Existe la posibilidad de que los diamantes esten bien, y también la posibilidad de la finesse de trebol. Antes de probar los diamantes la técnica correcta es que Sur juegue un ultimo triunfo descartando un trebol del muerto. Siguen tres ruedas de diamantes, pero  encuentra que Este tiene el palo bien protegido. Entonces juega el K y otro trebol; Este juega el 10, pero como se sabe que él tiene un diamante por última carta no se hace la finesse y cae la dama doubleton, no mirando la mano de Oeste, sino contando la mano de Este.

PROBANDO LA MENTIRA

Una mano como la última es una prueba perfecta de la diferencia entre el jugador que sigue adelante sin pensar en lo que tienen los otros jugadores, y el buen jugador que explora todos los medios para descubrir cómo se encuentran las cartas. La siguiente mano es un ejemplo ligeramente más avanzado del mismo principio.

 

A 10 4
Q 7 5 3
Q 9
A 8 6 2

K 5
A K J 6 4
8 2
K 10 7 3

 

9 8 6 3
10 8 2
6 5 3
Q 9 4

 

Q J 7 2
9
A K J 10 7 4
J 5

Sur juega Sur 5 después que Oeste sobre-declaracó un corazón. Oeste sale K en el que Este juega el 2. Oeste luego cambia a diamante y el declarante da dos ruedas, terminando en el muerto. Hay una razón para esto. Sur puede ver que él puede perder una baza en espadas, así como en trebol. Quiere obtener un conteo del palo de espadas, y es importante averiguar cómo se encuentran los treboles, si es necesario jugando cuatro ruedas. Cuando él juega trebol Sur quiere que la baza la gane Oeste, porque podría interferir con sus planes si tuviera que fallar la vuelta de corazon desde Este.

Así que para la cuarta baza  juega un pequeño trebol desde el muerto y el valet es ganado por el rey de Oeste. Oeste sale de su mano jugando un trebol, que es ganado en el muerto. El declarante falla un trebol, saca el ultimo triunfo y sale jugando una espada chica, haciendo la finesse con el 10. Luego juega el cuarto trebol del muerto y descubre con certeza que  Oeste comenzo con cuatro cartas en ese palo. Se sabe que Oeste tenia dos diamantes y, con toda probabilidad, ya que los nombro, cinco corazones. Así que está claro que el K de Oeste ahora esta singleton, en consecuencia Sur juega una pequeña espada al as y no uno de sus honores. Si Oeste hubiera mostrado tres cartas de trebol el declarante le habría contado tres espadas y una distribucion 5 – 3 – 3 – 2, se debia recordar que Este jugo el dos de corazones en la primera baza, por lo que era razonable inferir que tenía tres corazones y no un doubleton.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.