Las Señales en el Bridge

Print Friendly

Las dos grandes claves de la señalización en el juego de la defensa se basan en dos postulados: la cantidad de cartas que tenemos en un palo determinado y el interés que tenemos en…

By Federico Goded
On 19 diciembre, 2012 At 15:37

Category : Intermedio, Navegando por Internet

Responses : Comments are off for this post

Federico Goded
Print Friendly

Las dos grandes claves de la señalización en el juego de la defensa se basan en dos postulados: la cantidad de cartas que tenemos en un palo determinado y el interés que tenemos en una línea de defensa. La variedad de supuestos en que pueden usarse señales diversas hace que sea fundamental pormenorizar las situaciones y dar una serie de normas para no confundir posiciones similares. Todo ello se irá viendo gradualmente.

Pero una cosa es el fondo y otra es la forma. Una cosa es clarificar cuándo mostramos interés y otro es cómo lo demostramos. Escuelas hay varias, pero no es el momento de atormentarnos. Use aquello que le complazca, pero póngase de acuerdo con su compañero.

La señal de interés

Se muestra jugando una carta deliberadamente significativa cuando nuestro compañero inició la baza ó cuando estamos descartando.

  7 5 2  
  Q 8 4

Si Oeste ataca con el A y el muerto asiste con el 2 no hay duda de que lo que espera nuestro compañero es una indicación sobre la conveniencia de continuar con el K. Nuestra carta, por tanto, no da señal de cuenta sino de interés por seguir. El 4 ó el 8 no van a ganar la baza, pero transmiten información.

La señal de interés se usa:

a) Cuando inicia la baza el compañero y no podemos mejorar la fuerza de la baza.
b) Cuando descartamos.

La señal de interés se marca:

1. Mediante carta alta: El más usual y sencillo. Entre dos elementos siempre hay uno de mayor rango que el otro. Entre dos cartas siempre habrá una mayor que la otra.
2. Mediante cartas pequeñas: El sistema sueco de señalización, que cada vez tiene más adeptos se basa en el postulado opuesto. Las cartas pequeñas demuestran interés y las otras tienen valor preferencial.
3. Mediante cartas impares: El sistema italiano. Las cartas impares demuestran interés y las cartas pares son preferenciales.

La bondad de uno u otro sistema depende de la facilidad en transmitir el mensaje que se desea y de los hábitos de la pareja. La paridad ó imparidad de una carta es un factor aleatorio y puede usted recibir cartas de la misma naturaleza, mientras que no hay duda de que entre dos cartas una será siempre mayor ó menor que la otra. Esta es la razón por la que se han extendido los métodos basados en el rango de las cartas. Más adelante veremos sistemas mixtos (descarte italiano, asistencia universal…), pero por ahora le recomiendo que use métodos de llamada directa basados en la categoría de la carta de asistencia.

La señal de cuenta

La señal de cuenta (cantidad) se basa en un sencillo postulado: siempre tenemos una determinada cantidad de cartas en un palo y dicha cantidad puede ser par ó impar. La forma de asistir en orden ascendente ó descendente indicará una cantidad impar ó par de cartas en el palo objeto de la señalización.

  K Q J 10 8  
9 4 3   A 7 6

Si Sur, declarante, juega el 2 de su mano Oeste no tiene ninguna opción de ganar la baza, pero puede dar una información valiosa a su compañero, quien debe decidir el momento justo en que deba ganar el A.

A) ¿Cómo se da la cuenta de un palo?

a) Sistema clásico: En ascenso impar y en descenso par

b) Sistema polaco y nórdico: En ascenso par y en descenso impar.

B) ¿Cuándo se da la cuenta?

1. Con la carta de salida (salidas de 3ª/5ª, de 4ª ó bien par-impar, etc).
2. Cuando asistimos a una baza que inicia el declarante
3. Cuando continuamos el palo de salida de nuestro compañero
4. Cuando, asistiendo a una baza propia, sea imposible pedir interés

La señal de actitud

La señal de actitud se usa cuando iniciamos nosotros el carteo de un palo determinado en el transcurso de la defensa.
Lo usual es comenzar por una carta deliberadamente pequeña cuando se tenga algo de valor en el palo y con una carta deliberadamente alta cuando no.

La señal de preferencia

La señal de actitud se usa en los mismos supuestos que la señal directa cuando ni el interés ni la cuenta del palo tienen importancia. En estos casos se escoge la carta en función del interés por uno u otro de los palos no comenzados.

Ejemplo 1: Suponiendo que jugáramos llamadas con cartas altas, situémonos en Este defendiendo un contrato palo. Nuestro compañero sale con la carta señalada. Queda subrayada la carta que jugamos asumiendo que Norte ganara el    A y en negrita la carta que deberemos jugar si Norte jugara el 4:

Ejemplo 2: Ahora usamos toda clase de señales en una sola mano. Contrato: 1NT. Salida: 3

• Este juega la Q y Sur gana el A. Deducción: Sur tiene la J
• Sur juega la Q. Oeste asiste con el 5 y Este con el 2. Señal de cuenta.
• Sur sigue con el 8. Oeste toma con el A. Este juega el 9. Señal de preferencia
• Oeste abre el con el 3. Señal de actitud. Este deduce y gana la J
• Este juega el 9. Señal de cuenta.
• Sur concede dos multas y se mosquea al abrir la hoja. Señal de enojo.

Comments are closed.