La Tercera Mano por Easily Blackwood

Print Friendly

Cuando usted tiene una opción de jugadas, ¿a veces llega a la rápida conclusión de que no hay diferencia sobre la que uno elige? Tal conclusión es rara vez correcta.

Easily Blackwood
Print Friendly

Ellensburg Daily Record – Jul 11, 1955

(Nota del Editor: recuerde que la subasta es de 1955…)

Cuando usted tiene una opción de jugadas, ¿a veces llega a la rápida conclusión de que no hay diferencia sobre la que uno elige? Tal conclusión es rara vez correcta.

A menudo, la ventaja de una jugada sobre otra es difícil de ver. Pero vale la pena hacer un buen diagnóstico de cada situación, con la idea en mente de que su decisión va a hacer una diferencia en el resultado final.

Hay problemas de este tipo peculiar para cada una de los cuatro posiciones en la mesa. En la siguiente serie de artículos les quiero mostrar algunos problemas de la tercera posición, que es el tercer jugador en el juego de una baza.

Algunas Ventajas

Aun en la baza uno, la tercera mano tiene unas pocas ventajas que el abridor no tiene. El tiene la chance de ver el muerto y también ve dos cartas que ya han sido jugadas. Desde ya que que aun hay un jugador (el declarante) que va a jugar después.E B 1

Debe estar alerta para capitalizar lo que puede ver. Él no se puede permitir ser descuidado o depender de viejas y desgastadas máximas para sus decisiones. Mire lo que le pasó al señor Abel en la mano de hoy. La Sra Keen abrió con un pequeño triunfo y él jugo automáticamente su dama (tercera posicion la mas alta, ya sabe). El Sr. Dale ganó, cobró su as y rey de corazones y fallo un corazón en la mesa.

 Sin Sobre-fallo

El declarante volvio a su mano con el as de trebol y fallo su ultimo corazon. Note que Mr. Abel no pudo sobre fallar. Como todo estaba funcionando mucho mejor de lo que esperaba, el Sr. Dole ahora jugo un diamante a su rey, perdiendo ante el as. Fallo la vuelta de trebol, destriunfo, cobró la dama de diamantes e hizo su contrato.

El había ganado dos corazones, un diamante, un trébol y no menos de 6 triunfos.

¿Qué hizo que el señor Abel pensara que iba a ganar algo jugando la dama de triunfo en la baza uno? ¿Pensaba que su compañero había salido de tres triunfos al Jack? Extremadamente improbable por la subasta. ¿Pensaba que había salido del rey doubleton de triunfo? Extremadamente improbable para el sentido común ordinario. Si hubiera jugado un triunfo chico, podría haber sobre fallado el cuarto corazón y después de eso el Sr. Dale habría encontrado demasiado duro hacer 10 bazas.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.