La Jugada más notable que he visto u oído hablar de…

Print Friendly

La jugada más notable que he visto u oído hablar se realizo en la siguiente mano, y la belleza de ello fue que el carteo se hizo sin dudarlo un momento, como si no hubiera nada más que hacer.

Ernest Bergholt
Print Friendly

Foster bridge tacticspor R. F. Foster. Mayo de 1900

Robert Frederick Foster (Mayo 31, 1853 – Diciembre 25, 1945) de New York City, conocido como R. F. Foster, fue un promotor de la formación de la memoria y un prolífico escritor de más de 50 libros de ficción. Escribió principalmente sobre las reglas del juego y los métodos para el juego exitoso de las cartas, dados, y otros juegos de mesa. Alan Truscott escribió 20 años después de su muerte que durante 60 años Foster “había sido una de las grandes figuras del whist y del bridge”.

La jugada más notable que he visto u oído hablar se realizo en la siguiente mano, y la belleza de ello fue que el carteo se hizo sin dudarlo un momento, como si no hubiera nada más que hacer. Este articulo de Mr. Foster, fue submitido a otros grandes expertos de Bridge, y mas abajo encontraran los ejemplos que ellos enviaron en aquellos años como las manos que ellos consideraban las mejores jugadas de Auction Bridge.

  A  
  6 3 2
Q 9 8
A K Q J 3 2 
2

 
Z   Y

A K J 10 5 4 3
7 5 4
J 6 4
  A K Q 10 5 4

10 9 8 6
K 5 3
  B  
  J 9 8 7
7 6 2
 
A Q 10 9 8 7
 
     
Z A Y B
2 3 3 4
4 DBL 4 DBL
       

Z dador abrio de 2, A dijo 3, e Y compitio con 3. B decidio nombrar su trebol, y Z compitio a nivel 4 en corazon, aunque su partner habia negado apoyo a su palo. A se decidio por el doblo. Si a Z lo hubieran dejado jugar la mano en corazon, se hubiera ido abajo = -300, pero Y lo saco del doblo con 4, que B dobló.

Fácilmente se ve que el jugador promedio con las cartas de Y,  se iria abajo = -500 puntos, ya que B, que no tiene diamantes, saldria con el A. Como todos los buenos jugadores utilizan el eco alto bajo, contra un contrato a palo, B rapidamente hubiera sabido, por la caída de dos cartas pequeñas de A y de Y que A tenia el rey o no tenia más cartas del palo.

A hubiera fallado el segundo trebol, y continuaria jugando cuatro diamantes ganadores. Si B falla un diamante para darle a A otro fallo de trebol no es importante, ya que ellos deben hacer dos bazas de triunfo, o el cuarto diamante y un triunfo. Esto lleva a cinco abajo; pero en lugar de eso Y ganó el contrato …

En el momento que B puso en la mesa el A, Y se dio cuenta que B no podia tener ni un solo diamante, unico motivo para no salir al palo de su compañero y salir de un palo encabezado por A Q. Y tambien comprendio que B, que era un muy buen jugador, inmediatamente veria que su partner tenia el K o ningun trebol mas, y para hacerle creer a B que A tenia tres pequeños treboles: 5, 3, y el 2, Y rapidamente tiro el K en el as.

La situacion ahora para B era que si el jugaba la Q, no solo le daba a Y un fallo, tambien establecia un trebol en el muerto. La mejor oportunidad parecia ser la de salir jugando a través del palo negado, corazon. Por lo tanto, B continuo jugando un pequeño corazón, como si tuviera un honor, con la esperanza de tentar al muerto a hacer la finesse.

El muerto jugo el rey descartando un diamante, continuo con el as descartando otro diamante y fallo un tercer corazon. Y corrio tres triunfos altos, dejando a A sin triunfos, y marcando a ese jugador con seis diamantes, sin treboles, y sin corazones; por lo tanto sin el valet de triunfo, que debia tener B. Jugando un triunfo, puso en mano a B que se vio obligado a jugar trebol, y el J fue la decima baza.

lily-front-coverBy Ernest Bergholt

Una de las personas que escribio panfletos sobre las reglas de juegos de cartas para Charles Goodall & Son fue un hombre llamado Ernest Bergholt (1856-1925). Si la historia del whist, bridge, y juegos de paciencia = patience games, y pasatiempos alguna vez tuvo un genio fue Bergholt.

La siguiente mano fue jugada con la mayor de las ingenuidades por el ya fallecido W. H. Whitfeld:

  A  
  10 5
K J 10 7 6 3
K J 10 6
7

 
Z   Y
J 8 3
9 8
Q 5 4 
A K 10 6 2

  A K 9 6 4 2
A 6
7 2
J 8 3
  B  
  Q 7
Q 4 2
A 9 8 3
Q 9 5 4

 
     
Z A Y B
1 1 1 2
Pass Pass 2 The End
       

B salio con la Q, Z y A siguieron el palo, e Y (el declarante) gano con el A. Yo estaba en una posicion particularmente buena para saber como se deberia jugar esta mano de una manera ordinaria, porque cuando la publique en The Principles and Practice of Whist recibi de una alta autoridad del juego los siguientes comentarios:

Lo que me llama la atencion particularmente [sobre esta mano] es que ningún jugador de bridge ordinario, jugando en la mesa, y sin saber nada sobre la posicion de las cartas que no se ven, se elevaría a la altura de las deducciones que UD escribe a continuación; el juego es muy bonito, pero está más allá de los límites de incluso un jugador de primera clase. Si yo estuviera jugando la mano, después de destriunfar con el as y el rey (jugando el 3 y el 8 del muerto) – daria tres rondas de trebol, fallaria la cuarta ronda, volveria al muerto con el valet de triunfo, y así ganaria once bazas y el game. Esa sería la forma ordinaria.

Pero Whitfeld, sin arriesgar nada, carteo como para ganar un pequeño slam. En la baza 3, cuando la dama de triunfo de B cayó sobre su rey, vio que el 10 necesariamente caeria de la mano de A. Por lo tanto, se deshizo del valet del muerto, con el fin de si era necesario ser capaz de retomar el 8 con el 9 de su mano. En realidad, se dio a sí mismo una doble opción.

En la baza 4, Y jugo el J, que B cubrio con la Q, y que fue ganado por el K del muerto; A siguio el palo.

En la baza 5, el muerto jugo el A, y A descarto. El declarante enseguida vio que a B le quedarian el 9 y el 5. Asi que tiro el 8 de su mano, para que la corrida del palo no fuera interrumpida cuando se jugara denuevo trebol a traves de B al 10 6 del muerto.

Es ahora que se hace evidente el verdadero valor de la jugada de triunfo del declarante. En la baza 6, el muerto jugo el 8 que Y gano con su 9. Continuo las bazas 7, 8 y 9 con treboles, en las que descarto dos perdedoras. Resultado: Y- Z ganaron un pequeño slam.

Desde ya que la diferencia de puntos por la jugada inteligente de Y no es tan sensacional como en la mano anterior de Foster; pero el juicio y la previsión mostrada fueron muy notables.

Charles Anderson-Pelham, 2nd Earl of Yarborough

Charles Anderson-Pelham,
2nd Earl of Yarborough

Charles Anderson Worsley Anderson-Pelham, 2nd Earl of Yarborough (12 Abril 1809 – 7 Enero 1862) fue un noble britanico que gano el Earldom of Yarborough en 1846. Lord Yarborough le dio su nombre a una mano de cartas del contract bridge que no tiene un carta mayor a un nueve. El British Earl of Yarborough, durante el siglo 19, ofrecia una apuesta de 1,000 libras a 1 contra aquel que recibiera una mano de ese tipo jugando whist.

Incluso después de una consulta a los registros que se extienden a través de una larga serie de años, me resulta muy difícil de encontrar la mejor mano que he visto. La siguiente, que se la vi jugar a Ernest Bergholt, entiendo que él la ha publicado posteriormente – siempre me ha parecido que implica algunos puntos especialmente sutiles e instructivos:

  A  
  A J 9 3
3
A 5 3
A Q 6 4 3

 
Z   Y
7 6
K Q 10 9 6 5
K 2
J 5 2

  Q 8 5 2
7
Q J 10 9 8 7 6 
K
  B  
  K 10 4
 A J 8 4 2
4
10 9 8 7

 
     
Z A Y B
1 2 2 3
3 Pass Pass DBL
Pass 3NT The End  

Score : A B, cero ; Y Z, 20.

Z dador abrio de 1, A declaro 2, e Y 2 diamantes. B apoyo a su compañero con 3. Z continuo con 3, que A e Y pasaron, pero B dobló. Z pasó. Ahora a A le parecio que 3NT era un game seguro. B habia apoyado su palo de trebol y habia doblado los corazones, mientras que A paraba los diamantes. Jugar el game parecia mucho mejor que ir por multas, asi que A dijo 3NT y todos pasaron.

Es un punto muy discutible si Y debería haber salido con sus propios diamantes, o salido al palo de corazon de su pareja; pero, con la esperanza de encontrar a Z con al menos el rey- salio con la Q. La mano del muerto se tendió; Z jugó el K y A aflojo la baza. En la baza 2, Z devolvió un diamante, y A (que no estaba seguro si Z tenia aun un tercer diamante) de nuevo aflojo su as. Y ganó, y jugo una tercera ronda de diamante, lo que obligó al A, mientras que Z descartaba su 5. Tengan en cuenta aquí que el declarante tuvo que hacer dos descartes en los diamantes, y que estos descartes exigieron buen juicio. Era importante deshacerse de uno de los treboles, por temor a bloquear el palo. Por otro lado, el declarante no sabía aún lo suficiente acerca de los treboles como para poder decidir si queria o no un tercer trebol en el muerto (a fin de poder jugar a traves de Z) de ser necesario. En la baza 2, por lo tanto, él descartó el 2, y en la baza 3, el 7.

El negocio del declarante ahora era no darle a Y ninguna oportunidad de tomar la mano para que pudiera hacer sus largos diamantes, y procedió a preveer la contingencia de que Y tuviera cuatro espadas a la dama. En la baza 4, jugó el 9, Y jugó el 2, y B el 4. En la siguiente baza, A continuó con el 3, Y jugó el 5 y B ganó con el 10. En la siguiente baza, B jugo el K,  Z descartó el 6, A jugó el J, e Y el 8.

El declarante podía contar ahora a Y con la Q y cuatro diamantes, asi que por lo tanto, tenia sólo dos cartas entre  corazón y trebol. En la baza 7, salio jugando del muerto el 10, en la que Z jugó el 2. A comprendio que si Y tenia el K lo más probable era que estuviera singleton y que no podia aventurarse con la finesse asi que puso el as y el rey cayó!

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.