La Jugada Asfixiante por Omar Sharif

Print Friendly

La “jugada asfixiante” en la que una baza de triunfo aparentemente segura desaparece es, ademas de una artimaña de Satanás…1980: Omar Sharif jugando el Sunday Time

Omar Sharif jugando el Sunday Time
Print Friendly

Herald-Journal – 20 Mayo 1984 por Charles Goren y Omar Sharif

Este dador N/S vulnerable

K 9 3 2
A 2
A 7 4 3
A K 6
Q 7 6 5
Q 7 4 3
J 10 8 2
9
10
J 10 6 5
9
Q J 10 8 7 4 3

A J 8 4
K 9 8
K Q 6 5
5 2
West North East South
3 Pass
Pass Dbl Pass 4
Pass 4 Pass 4
Pass 6 The end

Salida: 9

La “jugada asfixiante” en la que una baza de triunfo aparentemente segura desaparece es, ademas de una artimaña de Satanás, una de las jugadas más raras del bridge. Uno de los pocos ejemplos registrados en el mundo es del Maestro Jean Besse de Suiza. Vea UD cómo hábilmente trabajó su camino a través de este laberinto distribucional para llegar al final deseado.

El Doblo en la posicion de balancing de Norte fue de saque y Besse mostró su buena mano con un cue-bid. No pasó mucho tiempo para que ambos llegaran al contrato de 6 que, con distribuciones normales habría sido un juego de niños. Sin embargo la preventiva de Este había advertido al declarante que los palos podrían estar mal distribuidos.

Besse ganó la salida de trebol en el muerto y jugó una espada a su A, era muy probable que el 10 de Este fuera un singleton por lo que Besse continuó con otra espada al 9. Luego vino el K, Q y el declarante se enteró de la mala noticia: tenía una perdedora segura en diamante.

Como su 12ava baza solo podia venir del fallo de un corazon en el muerto, parecia que no iba a poder evitar una perdedora a triunfo.

Esto en cuanto a las apariencias. El declarante jugo un trebol hacia el muerto. Como fallar solo ayudaria al declarante Oeste descarto un corazón, el declarante ganó la baza con el K, cobró el A y K y fallo un corazon en la mesa.

Despues de jugar el A, este era el final de tres cartas:

K

7
6
Q 7

J


J

Q J

J 8

6

Besse salio jugando el ultimo trebol del muerto y descarto el diamante perdedor de la mano. Oeste no podia permitirse el lujo de fallar por lo que descartó su diamante.

Ahora Este tenia que jugar y si volvia un corazón o un trebol el declarante siempre hacia las dos ultimas bazas. Besse podía fallar la vuelta con el 8. Independientemente de lo que Oeste eligiera; sobrefallar o jugar un triunfo chico, su “segura” baza de triunfo desaparecía en el aire. PRUEBELO.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.