Jugadas de Seguridad

Print Friendly

El declarante tiene una misión: hacer su contrato…

Brent Manley
Print Friendly

Cuando usted toma el mando como declarante tiene una misión: hacer su contrato. Todas las demás consideraciones, salvo las bazas necesarias, son secundarias. ¿Por qué es necesario hacer una afirmación que parece tan obvia? La historia demuestra que no es tan obvia para algunos. Mire estas dos manos:

UD juega 3NT, y Oeste sale de la Q. UD gana y frena para contar sus bazas. UD tiene as y rey de espadas, el A, el A, y tres diamantes altos. Eso es siete bazas – dos menos que su meta. Pero ¿qué pasa con ese palo precioso de diamante en el muerto? Realmente vale más bazas que sólo las cartas altas, ¿no?

Si un oponente tiene tres diamantes y el otro dos, el palo “corre”, como dicen los jugadores de bridge – y le dara 6 bazas. Así que seis diamantes, dos espadas, 1 de trebol y 1 de corazon hacen 10 bazas. Una sobre-baza!

No tan rápido.

Que pasa si UD juega el A, sigue con el K y uno de los opps descarta. Eso significa que alguien tiene 4 diamantes. El palo no corre, pero sus problemas son mas grandes que eso. Si UD adelanta la Q y sigue con otro diamante, afirma los dos ultimos diamantes del muerto, pero no le sirve porque no tiene entrada para jugarlos.

Planee esperando lo Peor

Ese muerto, con dos diamantes firmes, está tan muerto como un clavo. Nunca va a poder entrar en el muerto de nuevo. No sólo eso, sino que no hay manera de desarrollar bazas adicionales en los otros palos, por lo que se dirige hacia una puntuación negativa en un contrato que deberia producir nueve bazas la mayoría de las veces.

¿Ve lo que salió mal? Usted no planeó su juego para una potencial mala distribucion del diamante. Es cierto que las probabilidades favorecen una division 3-2 en diamantes, pero usted debe asumir un plan para lo peor. Usted puede renunciar a una baza de vez en cuando, eso es un pequeño precio a pagar bajo el supuesto que: siempre que el contrato se pueda cumplir, usted lo hará.

Entonces, ¿cuál es la solución? Usted debe ganar la salida a espadas y jugar un diamante bajo de su mano, jugando bajo del muerto. Uno de sus oponentes gana la baza, pero usted tiene el control si ambos siguen el palo.

Recuerde, si ambos juegan diamante, eso significa que el palo de diamante no esta peor que 4-1, lo que significa que AKQ van a poder hacerse cargo del resto de los diamantes en manos de los opps, y UD seguira estando en el muerto para jugar los dos ultimos diamantes ya firmes.

Ahora UD hara 5 bazas a diamantes, dos espadas, 1 de trebol y 1 de corazon y su game. Deje que los otros chicos se preocupen por las bazas. Prefiera las jugadas de seguridad que le permiten cumplir su contrato cuando los palos estan mal repartidos.

Mas que ellos

Aqui otra jugada de seguridad. Digamos que no tiene perdedoras en los otros palos, los treboles son triunfos y Usted debe evitar dos perdedoras. Supongamos que usted ha tomado la salida en el muerto y quiere sacar triunfos de inmediato. ¿Cómo juega? Mire las cartas que usted y su pareja comparten:

MUERTO 972

DECLARANTE AJ106543

Dispone de diez cartas de trebol entre las dos manos, y le faltan el rey y la dama. Obviamente usted no puede hacer mas de seis bazas, pero ¿cuál es la mejor oportunidad para hacerlas?

Hay tres cartas que faltan, así que cada vez que el palo este 2-1, usted puede jugar el as y simplemente jugar otro y el resto de sus treboles ya serán buenos. No importa quién tiene qué, siempre y cuando el palo este 2-1.

Pero ¿y si los treboles estan 3-0? Ahora, si usted juega el as y no cae un honor, quedan el K y la Q altos y UD perderá dos bazas en lugar de una sola. ¿Qué se puede hacer? ¿Qué tal una jugada de seguridad?

En esta mano, si usted juega un trebol chico del muerto y Este sigue bajo, sólo tiene que poner el 10. Si pierde ante el rey o la dama, no hay problema. Si Oeste sigue el palo significa que el trebol esta 2-1, por lo que el as capturará la carta que falta. Si Este juega un honor, usted gana con el as y juega otro para sacar el último trebol. Si Este tenía los tres treboles que faltaban, su jugada de seguridad era necesaria. Jugar primero el as le habría costado el contrato – una pérdida que podría haber evitado.

Esto funciona cuando tiene diez cartas entre las dos manos. Con nueve cartas, si cuando jugó el 10 la primera vez, perdió  la baza, lo mejor es volver a jugar bajo desde el muerto al valet, a menos que Este juegue el otro honor.

Si Este descarta otro palo cuando UD juega trebol del muerto – oh, bueno. Así es la vida. Oeste tiene KQ8 y perderá dos bazas. UD hizo lo mejor que pudo.

Buscando su Honor

Hay muchas variantes de jugadas de seguridad, y muchas de ellas involucran jugar bajo en la primera ronda de un palo para mantener la comunicación en caso de mala suerte. Aquí está una jugada en la que debe jugar una carta alta primero. Una vez más, usted puede perder solo una baza en este palo, pero no dos:

 MUERTO 987

DECLARANTE AQ10654

Si usted necesita seis bazas de este palo, lo mejor es jugar un diamante a la reina, con la esperanza de que Este tenga el rey doubleton o tres al rey sin el valet. En este último caso, cuando juega hacia la dama, Oeste tendrá que jugar el valet y usted será capaz de hacer la finesse de nuevo con el 10 en la segunda ronda del palo.

Si usted puede permitirse una perdedora, debe comenzar con el as. Esto puede parecer esotérico, pero en realidad no lo es.  A UD le faltan KJ32. Digamos que juega bajo, Este sigue con el 2, y UD juega la dama, perdiendo con el rey. Ahora UD vuelve al muerto y juega otro diamante. Esta vez, Este sigue con el 3. ¿Juega el as, con la esperanza de atrapar el valet de Oeste – o juega el 10, finesseando al valet en Este?

Tratar de adivinar en estas situaciones lo volverá loco, y si tiene que adivinar se va a equivocar una buena parte de las veces. Se va a odiar cuando debería haber jugado el as para atrapar el valet en Oeste – o cuando debería haber hecho la finesse contra el valet en Este.

Ahora vean la ventaja de jugar el as en primer lugar. Hay cuatro cartas posibles que Oeste puede jugar: el rey, jack, 3, o 2. Suponga que Oeste juega el 2 y Este juega el 3. Ahora UD va al muerto y juega otro diamante hacia su mano. Si Este tiene un diamante, será un honor (a esta altura solo le faltan el rey y el valet).

Si juega el valet, sólo tiene que cubrir con la dama. Si Oeste gana con el rey, todo el resto de sus diamantes serán buenos. Si Este juega el valet y UD cubre con la dama y Oeste descarta, Este tendrá sólo el rey – y él puede hacer lo que quiera con él, es la única baza que va a hacer. Si Este juega el rey y Oeste descarta, Este tendrá sólo el jack, y usted podrá sacarselo con la dama.

En alguna ocasión, Oeste debera jugar un honor sobre su as, y usted en ese momento sabra que no va a tener más de una perdedora. De hecho, si Oeste juega el rey no tendrá perdedoras. Usted simplemente va al muerto y juega un diamante, finesseando el jack de Este. Usted ha podido hacer todo el palo de diamante, mientras que un jugador con menos habilidad que usted podría haber perdido la baza del rey singleton, para despues jugar el as, esperando que caiga el valet.

En las ocasiones en que Oeste tenga tres o cuatro diamantes con el rey-jack, puede consolarse con la certeza de que no había nada que pudiera hacer al respecto. Incluso el mejor jugador que jamás haya vivido perdería dos bazas en ese caso.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.