Fuera de la salida por Fred L. Karpin

Print Friendly

La mano de hoy se presenta para demostrar que la necesidad de mantener la mano peligrosa fuera de la salida se pasa por alto a menudo.

By Ana Roth
On 7 febrero, 2017 At 17:12

Category : Sin categoría

Responses : Comments are off for this post

Related Posts


Print Friendly

Ottawa Citizen – 22 May 1974

La mano de hoy se presenta para demostrar que la necesidad de mantener la mano peligrosa fuera de la salida se pasa por alto a menudo. La mano se jugó en un juego de rubber bridge en Estocolmo, Suecia, a principios de este año. Ninguno de los dos lados estaba vulnerable. Norte dador.

Salida: 5

En la salida de Oeste del 5, Este puso el 9, y Sur capturó la baza con el 10. Había 11 bazas de arriba si los cinco diamantes estaban divididos 3-2, como lo están normalmente. Así que, sin pensar las cosas, Sur cambió a su rey de diamantes, después de lo cual jugó un diamante al as del muerto. Oeste descartó el tres de espada. Teniendo sólo 8 bazas seguras ahora, el declarante cobró la dama de diamante, y la dama, el rey, y el as de espadas. Después jugó el as de trebol, y éste fue seguido por otro trebol con la esperanza de que Oeste se viera obligado a ganar la baza y que este último fuera entonces el que jugara un corazón.

Pero Este ganó la segunda jugada de trebol y devolvió un corazón. Oeste ahora tomó cuatro bazas, y el declarante se fue una abajo. El declarante no tuvo suerte al encontrar los diamantes divididos 4-1, pero podría haber jugado la mano de mejor manera para asegurarse de que Este no obtuviera la salida para jugar un corazón a través del doblete K-J de Sur.

Después de ganar la salida de corazón, el declarante debería haber jugado una espada al as del muerto en la baza dos. A continuación vendría un diamante bajo, donde Sur debe insertar su nueve cuando Este juega bajo. Oeste gana esta baza con su 10 singleton. Oeste vuelve, digamos, un trebol (no importaba lo que Oeste juegue). La baza es ganada por el as del muerto. Ahora un diamante hacia el rey de Sur, después de lo cual se entra nuevamente a la mesa vía el rey de espada. Se cobran los cuatro diamantes restantes del muerto y eso es todo.

Jugando la mano como lo recomendamos, el declarante hace tres espadas, cinco diamantes, un corazón y un trebol, por supuesto, que si Este tiene J-10-x-x de diamantes, entonces el declarante no puede evitar que Este gane una baza de diamante. En este caso, el declarante podría atribuir su derrota a circunstancias fuera de su control.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.