Evitando la Puesta en Mano por Howard Schenken

Print Friendly

Ser o No Ser Puesto en Mano: Esa es la cuestión. Foto: Bob Hamman, Eddie Kantar, Don Krauss, Peter Leventritt, Lew Mathe, Howard Schenken

Bob Hamman, Eddie Kantar, Don Krauss, Peter Leventritt, Lew Mathe, Howard Schenken
Print Friendly

The Milwaukee Sentinel – Dec 10, 1970

Ser o No Ser Puesto en Mano: Esa es la cuestión.

Al menos esa es una pregunta frecuente cuando se tiene jugadores muy competentes de adversarios. Evitar las puestas en mano de sus oponentes sin duda es tan importante como la producción de las propias, sin embargo, el tema ha sido descuidado, en gran medida, por los escritores de bridge.

Para derrotar una puesta en mano, usted tiene que ser capaz de ver lo que se viene y actuar en consecuencia. Por ejemplo, si el declarante tiene la intención de forzar a su pareja a jugar contra la tenaza AQ, debe jugar hacia el AQ mientras todavía hay tiempo.

Mano Schenken

Salida: heartK

La prevención de una puesta en mano no es fácil, como se muestra en esta mano que se jugo en un campeonato del mundo. En la superficie, parecería que Sur debe perder 4 bazas, pero el declarante eludió una de ellas por medio de una puesta en mano, que Oeste podría haber evitado.

Oeste comenzó con dos rondas de corazon y cambió a un trebol. El declarante leyó que Este debía tener la dama y por lo tanto jugo el as. Luego hizo la finesse jugando una espada hacia la dama de triunfo, fallo un corazón y repitió la finesse de triunfo.

Después de cobrar el as de triunfo, jugó tres rondas de diamante, haciendo la finesse en contra de Oeste y terminando en su propia mano. Entonces él salió jugando su último triunfo, poniendo en mano a Este y obligandolo a volver un trebol hacia el K J del muerto, para conseguir cumplir un contrato bien jugado.

Contra un declarante tan habilidoso como este, un defensor tiene que estar bien parado sobre sus pies. Oeste debería haber jugado trebol después de sólo una ronda de corazon. Tarde o temprano, él volvería a tomar la mano con un corazón para volver a jugar un segundo trebol, y así destruir la puesta en mano…

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.