Enfrentando lo Poco Probable por Alan Truscott

Print Friendly

Supongamos que el autor de una guía completa sobre la teoría de la subasta ha decidido, por alguna extraña razón, comenzar con las secuencias más comunes y concluir su obra maestra con…

Alan Truscott
Print Friendly

Supongamos que el autor de una guía completa sobre la teoría de la subasta ha decidido, por alguna extraña razón,  comenzar con las secuencias más comunes y concluir su obra maestra con secuencias que puedan surgir una vez en la vida del bridge. Su penúltima página podría tener una mano como esta:

6 5  A 3  A J 8  A K J 9 8 2

Su compañero abre, no vulnerable, de 4, y los adversarios siempre estan en silencioso. ¿Qué dice Usted?

Con muchos compañeros estaría bien decir 6 y esperar lo mejor. Pero para un experto que debe esforzarse para jugar con más exactitud, la voz correcta es 5. Esto conlleva el siguiente mensaje: “No tenemos perdedoras en los palos laterales, asi que compañero todo depende de la calidad de tus espadas.”. Si el palo de espadas de su partner es QJ10xxxxx él pasará. Si él tiene AKQJxxx dira siete espadas. Y con algo intermedio dira 6. Siguiendo este tema oscuro, nuestro autor hipotético tendría algo como esto en su última página:

J 10 6 4 3  A 2     A K J 9 8 6

Su partner abre de 1, y los adversarios siempre están en silencio. Una vez más la voz correcta es la de 5, y el significado es similar. Si el palo de espadas de su compañero es débil va a pasar, y usted deberia hacer 11 bazas. Con el as o el rey de espadas él declarara el pequeño slam, y con esas dos cartas el intentará el grand slam.

Un tercer ejemplo pertenece a la página: post-última hoja, la hoja que el editor no incluyo porque el trabajo es demasiado largo. Una apertura de 5, que muestra que no se tienen perdedoras en los palos laterales, pero que faltan algunos de los máximos honores de espada. Es dudoso que alguien alguna vez haya tenido la mano correcta como para utilizar esta voz, y si la mano aparece algún día seguramente no se utilizara esta voz, ya sea porque el jugador no la conoce o porque él tiene miedo que su compañero la malinterprete.

Mano Truscott 1

Como ejemplo de una apertura de 5, la mano de Sur en el diagrama tiene tres defectos. En primer lugar, nunca sucedio, fue ideada por un campeón. En segundo lugar, Sur debe apostar a que su valet de corazón no resultará ser una perdedora. En tercer lugar, la mano generó pánico en los diseñadores de la pagina.

Sobre 5, Oeste tiene una buena razón para decir 6, y Norte demuestra su conocimiento teórico y disciplina al decir 6. Si este contrato se puede cumplir… el lector debe decidirlo por sí mismo antes de continuar su lectura. Un Norte menos disciplinado no resistiría la tentación de nombrar su palo de diez cartas y tendria razon. Seis corazones serían fáciles de cumplir.

Este naturalmente dobló los 6. Él tiene una baza defensiva segura, y ademas desea desalentar a su compañero a decir 7. Oeste, igual que Norte, con más disciplina que sentido común, pasa el doblo. Con una mano que vale 12 bazas en ataque y nada en defensa ciertamente deberia decir 7, él podria cumplirlos con una salida descuidada del K, aunque Norte deberia darse cuenta que su partner tiene las mejores cartas en los palos colorados y salir con un diamante.

Contra seis espadas dobladas Oeste quizás debería dudar de salir a trebol. Sur seguramente esta fallo, y hay cierto peligro de dar un fallo y descarte. Por suerte para la defensa, sin embargo, Oeste sale del A. Él tiene una idea informada de que su partner podría sobre-fallar al muerto.

Incluso con las cuatro manos a la vista, la mayoría de los jugadores, en Este, no podrían encontrar la defensa ganadora. Pero él podria hacerlo si confía en la apertura de Sur. Sur debe tener ocho espadas, as-rey en ambos palos rojos, y un valet rojo. Sobre esta base, Este hace una jugada sorprendente. Él falla el A con el A, y juega un diamante. Sur se encuentra atrapado en el muerto con el rey de espadas, y Este consigue fallar un corazon para derrotar el slam. Sur, que había estado lamentandose el no haber redoblado, queda atontado comprensiblemente al irse abajo en un aparentemente seguro slam.

A continuación, se queja porque Norte no dijo seis corazones, y recibe una réplica mordaz. “Yo tenia razon”, responde Norte acaloradamente. “Cuando te doblaron podrías haber cambiado a siete corazones. Esta tendido desde tu mano.”

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.