En la Mesa de Bridge por Sussana Gross

Susanna Gross
Print Friendly

The spectator 2 Agosto 2014

El brillante escritor de bridge estadounidense y ex campeón del mundo Eddie Kantar contó una vez que durante una clase de bridge habia escuchado a dos mujeres discutir sobre cuál de sus maridos era el peor jugador. La primera esposa dijo: ‘Mira, no hay competencia. Ayer por la noche, mi marido jugaba 7NT con 11 bazas, y el muerto tenía AQ con el K bien ubicado, por lo que una finesse hubiera funcionado. Pero se las arregló para terminar en el muerto en la baza 11 y, faltando dos cartas, jugó la Q desde AQ ‘La segunda esposa simplemente se encogió de hombros y dijo: “¡¿Qué hay de terrible en eso? En contra de mi marido, esa jugada funciona’.

Me acordé de esta historia la semana pasada cuando, jugando contra una pareja de marido y mujer, la mujer entró en erupción contra su marido por no haber aflojado una baza. Ella esta siendo un poco dura, pensé -, pero en la mesa de bridge los maridos y las esposas tienden a ser muy duros entre sí; no hay mejor lugar para liberar las irritaciones reprimidas:Sussan Gross M1

Oeste salió con el J y el declarante — el esposo — ganó con el A y jugo el 10. Oeste cubrio con el K y el declarante ganó con el A. Un error fatal: con solo un corazon mas en la mano y sin otra entrada al muerto, él no tenia forma de cumplir el contrato a no ser que los corazones estuvieran 3-3. Como no lo estaban, él solo podia hacer 8 bazas.

Desde ya que si Oeste hubiera aflojado el K, el declarante no hubiera podido hacer el contrato. Se puede decir que tuvo mala suerte que el K no estuviera en Este en cuyo caso el contrato se hace. Por otra parte, Este era mi pareja y yo creo que yo tendria una mini-explosión si mi partner no afloja… que pendencieros somos los jugadores de bridge.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.