El Rueful Rabbit con los Pelos de Punta

Print Friendly

Uno de los ejemplos en el que Rueful Rabbit juega un slam de compañero con Walter the Walrus (la Morsa).

BridgeInTheMenagerie_SML_MED
Print Friendly
The Milwaukee Sentinel – 4 Jun 1975 por Ira Corn Jr
 
Victor Mollo de Inglaterra ha escrito la largamente esperada secuela de “Bridge in the Menagerie.” una obra maestra de la literatura del bridge. El nuevo libro se titula “Bridge in the Fourth Dimension.” Algunas de las nuevas estrellas que se unen a las anteriores son el Hideous Hog (el príncipe de los villanos, el experto que siempre tiene la razón!) y el Rueful Rabbit (el príncipe de los confusos).
 
Aquí está uno de los ejemplos en el que Rueful Rabbit juega un slam de compañero con Walter the Walrus (la Morsa).
 
mollo mano
 
Si la subata le parece extraña, Mollo está de acuerdo y lo explica. El conejo estaba visiblemente alterado, y como tantas veces sucede, un resbalón por un lado proyecta su sombra sobre la próxima mano.
 
Sur ordeno sus cartas con nerviosismo, en el calor del momento, su 9 se mezclo con sus corazones y el conejo pensó que tenía seis corazones y sólo dos diamantes!
 
El conejo ganó con el as de diamantes y jugo un corzon chico al as del muerto, capturando la Q de Oeste en el camino. Siguio jugando dos treboles altos y Oeste descarto un diamante. Otro trebol alto y el declarante descarto “su único – a su mejor saber y entender,” el 2.
 
El declarante fallo un trebol en su mano e hizo la finesse de espadas. Luego continuo fallando otro trebol y otra finesse de espadas. Cuando cobro el A, este era el final de tres cartas (recuerden que el conejo todavía tenía su 9 entre sus triunfos).
 
mollo 4
 
Salio jugando el 5 del muerto y Este fallo con el 7 y el Rueful Rabbit “sobrefallo” con el 9. “
 
Cuando la carta tocó la mesa, el conejo parpadeó, se sonrojó y murmuro algo. Trato de frenar un intento involuntario de recuperar la carta inclinando la cabeza con vergüenza. Sin lugar a dudas, el corazón era un diamante. Este gano la baza.
 
En Este estaba el Hideous Hog que miró a R. R malévolamente…maldiciendo en voz baja, H. H. jugo el 9, con una sospecha astuta que Oeste estaba corto de triunfos. R. R. dejo correr el 9 al 10 del muerto y unos pocos segundos despues todo habia terminado.
 
De alguna manera una perdedora de diamante se había evaporado y R.R. habia perdido sólo un triunfo.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.