El Buen Razonamiento Ayuda Mucho por Steve Becker

Print Friendly

Se dice que un buen declarante juega como si él viera a través de la parte posterior de las cartas.

By Ana Roth
On 11 septiembre, 2015 At 10:39

Category : Sin categoría

Responses : Comments are off for this post

Related Posts


Steve Becker
Print Friendly

Times Daily – 19 Oct 1982

Oeste dador; Ambos Vulnerableaa

Salida — diamond suitK

Se dice que un buen declarante juega como si él viera a través de la parte posterior de las cartas. Un poco exagerado, tal vez, pero a un buen declarante le va bien en el largo plazo, porque razona bien – y no porque él tiene poderes mágicos más allá del alcance de la gente común. Veamos esta mano en donde Sur está tratando con todas sus fuerzas cumplir tres corazones miserables.

Oeste comienza con K-Q-J de diamante. Este juega diamond suit8-diamond suit2-diamond suit7 en ese orden y cambia al 2.

Es claro que si Este tiene AQ no hace ninguna diferencia si el declarante juega el valet o el rey del muerto. El contrato se va abajo en cualquiera de los casos.

También está claro que si Oeste tiene el as, el rey es la jugada correcta, y si Oeste tiene la dama, el valet es la jugada correcta.

¿Cómo resuelve Sur este problema? Superficialmente, parece que la carta a jugar es un cara o cruz, pero es en este punto que el declarante aporta su mirada analítica al juego.

Él ve que no puede hacer el contrato, haga lo que haga, si la finesse de triunfo que planea hacer falla. Por lo tanto, Sur asigna mentalmente el rey de corazones a Oeste. Suponer lo contrario sería aceptar la derrota. El declarante entonces se dice a sí mismo que si Oeste tenia KQJ de diamantes, así como el rey de corazones y el as de espadas, sin duda siendo el dador, hubiera abierto la subasta.

Por lo tanto, razona Sur «, me veo obligado a suponer que Oeste no tiene el as de espadas y que Este debe tenerlo. Por lo tanto, juega la jota de espadas del muerto en la baza cuatro y finalmente hace el contrato.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.