Editorial del IBPA: Junio 2013

Print Friendly

Mayo-junio seguramente es la época favorita del año para los amantes del bridge competitivo serio. Se llevan a cabo las selecciones en las ocho zonas de la WBF para determinar los equipos que participaran en el campeonato del mundo.

John Carruthers
Print Friendly

International Bridge Press Association

 Mayo-junio seguramente es la época favorita del año para los amantes del bridge competitivo serio. Se llevan a cabo las selecciones en las ocho zonas de la WBF para determinar los equipos que participaran en el campeonato del mundo. Dado que el proceso de calificación europea tiene lugar en los años pares, en la actualidad, este año también tuvimos el Campeonato Abierto Europeo, un evento inspirado en los Rosenblum/World Open Pairs Championships que ahora ha sido copiado por muchas otras zonas. La mayoría de estos eventos, con algunos de los consejos más interesantes-, se reportan aquí.

En la editorial del mes pasado estuvimos críticos de la política de la WBF por negar un lugar en la Bermuda Bowl o en la Venice Cup a NBOs que no participaron en la Olimpiada anterior. Las mujeres de Jamaica fueron los últimas en sufrir esta regulación que no les nego la participación y preveimos que no pasaría mucho tiempo antes que esto sucediera de nuevo. Pocos nos dimos cuenta de que la predicción se cumpliría con un plazo de 24 horas. El equipo Open de Bahrein protagonizó un malestar menor, al derrotar a Bangladesh en las semifinales de los BFAME (WBF Zona 4 – Asia y el Oriente Medio) de la seleccion clasifico junto a la India para la Bermuda Bowl.

Por otra parte, una informacion fiable (por Ron Klinger) nos conto que varios equipos (Polinesia Francesa, Nueva Caledonia y Vanuatu quizás, aunque este último no es miembro de la WBF de todos modos) no participaron en las selecciones de la Zona 7 (Pacífico Sur) únicamente porque que no tendrían derecho a jugar en Bali en el caso (aunque poco probable) de clasificar (Australia y Nueva Zelanda, son los poderosos de la zona).

La WBF podría remediar esta situación, pero requeriría de aplicar medidas drásticas e inmediatas. Aquí les sugiero una solución: (i.) la derogación de la normativa con carácter retroactivo y (ii) permitir que los equipos de Damas de Jamaicana y el Equipo Open de Bahréin puedan competir en Bali.

Como esto produciria un grupo de poco manejables 23 equipos en cada caso, se deberia admitir un equipo más en cada serie de Europa. Eso daría lugar a que Israel, el séptimo clasificado, en Dublín el año pasado, jugara la Bermuda Bowl y Austria, el equipo en el octavo lugar de Damas, clasificara para la Venice Cup. ¿Por qué el equipo del octavo lugar?

Suecia, el equipo que terminó séptimo ya está en la lista, por cortesía de la retirada de Israel. La expansión a 24 equipos no produciría ningún dolor para nadie, sería crear un poco de buena voluntad y haría muy feliz a cuatro equipos. Se requeriría solamente un pequeño ajuste en la programación que se podría realizar con cuatro matches de 16 tablillas en dos de los siete días de clasificación – un régimen no demasiado oneroso.

Hay una mosca en la sopa, sin embargo. La razón de la retirada israelí de la Venice Cup parece ser puramente política. Indonesia no reconoce a Israel como una nación soberana y había estado retrasando: 1) la aprobación para que los miembros de los equipos de Israel entraran en el país y 2) cualquier discusión sobre la seguridad de los jugadores. Con la presión sobre Israel para declarar sus intenciones, el pais consideró que la retirada era su única opción.

Por lo tanto, incluso si la WBF fuera a permitir que un séptimo equipo de Europa jugara la Bermuda Bowl, aparentemente no seria Israel. Los clasificado europeos para la Bermuda Bowl son Mónaco, Países Bajos, Italia, Inglaterra, Polonia y Alemania. Si Israel no acepta una invitación para jugar, se puede adivinar quién es el siguiente? Sí … Suecia.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.