Disfrutando Bridge por Sam Fry

Print Friendly

La peor parte de la mayoría de esos malos doblos penales no sólo es que regalan puntos extra en las manos que resultan que estaban tendidas, es que ….

Sam Fry libro
Print Friendly

¿Cuál era el nombre de esa vieja canción? Nadie conoce los doblos que he visto.

La peor parte de la mayoría de esos malos doblos penales no sólo es que regalan puntos extra en las manos que resultan que estaban tendidas, es que le dan al declarante la clave que le permite cumplir un contrato que normalmente hubiera perdido sin ese doblo.

Como aquí por ejemplo:

Norte podría haber elegido decir 2NT en lugar de tres espadas en su segunda intervención, pero preferimos la declaración de Norte. El doblo de Este es inexcusable, en nuestro opinión. Sin bazas de triunfo, incluso la falta de triunfos sugería que su pareja podía tener una buena tenencia en ese palo -y no mucho en cartas altas. Al parecer, la tenencia en trebol, después de la declaración de ese palo de Norte, era un vino demasiado fuerte para que Este no pudiera tomarlo. Sur quizá podría haber redoblado, pero no sabía que iba a jugar tan bien la mano.

Oeste salió con el 7 de trebol, sin duda, lo que el doblo sugería fuertemente: el diez del muerto fue cubierto por la dama, Este cobro su as y siguió con un pequeño trebol. Sur no tuvo ningún problema en saber que tenía que fallar la tercer ronda del palo con una espada alta. Asi que ostentosamente eligió el as.

Todavía había dos buenos tréboles en el muerto para descartar corazones y dos entradas de triunfo. Sin el doblo de Oeste, el carteo natural de Sur para hacer la mano hubiera sido jugar un corazón al rey del muerto para su décima baza. El podía esperar que el as estuviera bien después que Este ya había mostrado el as-dama de trebol.

Pero el doblo de Este tuvo el mismo efecto que si él le hubiera mostrado su mano a Sur. Sur supo que el as de corazón estaba atrás del rey. Así que tenía que encontrar un tercer descarte de corazón, además de los que podía hacer en los dos tréboles. El jugó un triunfo chico al nueve del muerto y salio jugando un diamante haciendo la finesse al valet de su mano. Cobró el as de diamantes y el rey de espadas y luego sobre-tomó su diez de espadas con el J del muerto.

Afortunadamente los triunfos se comportaron bien y tres corazones de Sur se fueron en el rey de diamante y los dos tréboles firmes. Este hizo su as de corazón, pero todavía tuvo que pagar el contrato cumplido, únicamente por causa de su mal doblo.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.