Disfrutando Bridge por Sam Fry

Print Friendly

La defensa de Oeste en la mano de hoy fue de primera. Trate de no mirar demasiado lejos en la historia y vea si usted la hubiera pensado igual, antes de que se la informe.

Sam Fry libro
Print Friendly

Ludington Daily News – 29 Nov 1956

La defensa de Oeste en la mano de hoy fue de primera. Trate de no mirar demasiado lejos en la historia y vea si usted la hubiera pensado igual, antes de que se la informe.

Norte y Sur no se complicaron y tomaron la ruta directa a cuatro espadas por Sur.

Oeste salió con el rey del corazón y el declarante aflojo su as, pero ganó la continuación de la dama de Oeste. Dos rondas le extrajeron los triunfos al enemigo y dos rondas de trebol, eliminaron ese palo.

El declarante ahora jugó su corazón perdedor y Oeste tomó la mano con su valet. No era ningún misterio para Oeste que la mano del declarante, así como la del muerto se habían despojado de los corazones y los tréboles y que la situación de los diamantes debía ser enfrentada. (Este es el momento de dejar de leer y hacer algo y ver como enfrentaría los diamantes.)

Se necesitan dos bazas de diamantes para derrotar el contrato y Oeste tiene que abrir el palo, cualquier otro palo daría un fallo y descarte. Si Este tiene la dama de diamantes (razonaba Oeste) no hay problemas, las dos bazas de diamantes están allí con cualquier jugada de diamante. Si Este no tiene honor de diamante, o sea Sur tiene la dama y el diez, lo contrario será verdad-ninguna jugada de diamante puede impedir que el declarante consiga dos de las tres bazas en el palo.

Pero ¿y si el declarante tiene la dama y mi partner el diez?

Dado que esta era la combinación en la que el resultado no era inevitable, Oeste puso toda su atención en ella. Si jugaba el as, estaba perdido ya que el rey y la dama se afirmaban automáticamente. Si salia jugando chico, el diez de su compañero obligaría la dama del declarante, pero luego este último no podía equivocarse, con el rey y el nueve en el muerto y con Oeste teniendo ambos honores restantes.

Y entonces Oeste vio la luz! ¿Qué pasa si él jugaba el valet? … seria capturado por la dama del declarante. Ahora vendría un diamante chico al rey y nueve del muerto, y Oeste con un aspecto muy inocente, jugaria bajo. ¿Es fácil para el declarante saber que la salida del jack había sido desde as-jack en lugar del J10 más normal. A lo mejor, el declarante, incluso si no ha subestimado a Oeste tiene que adivinar. Oeste salio jugando su valet de diamante y porque la virtud siempre debe ser recompensada con finales felices, estamos encantados de poder informar que Sur, después de ganar con la dama, perdió la segunda vuelta del palo con el 10 de Este y el tercera vuelta del palo de diamante contra el as de Oeste.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.