Control del Palo de Triunfo por Tim Seres

Print Friendly

El punto vital de la técnica ilustrada aquí es no fallar en …Foto: Tim Seres y Mary McMahon en el 2000 Gold Coast Congress

Tim Seres and Mary McMahon at the 2000 Gold Coast Congress
Print Friendly
The Sydney Morning Herald – Feb 7, 1971
Cualquier libro de texto sobre el juego de las cartas, que valga la pena, tendrá un capítulo sobre el control del palo de triunfo. El otro día, jugando rubber bridge, recibi una mano que podría haber sido tomada directamente de ese capítulo:
9 2
K 6
J 10 9 7 5 3
7 4 2
 
A K Q J 10
A Q J 10 9
A 8
8

Después de abrir de espadas, yo sentado en Sur tuve que jugar un contrato de cuatro espadas contra la salida del K. En este punto, pregúntese cómo podría UD jugar la mano si el defensor continua jugando trebol.

Si UD fallo la segunda o la tercera vuelta de trebol y dió dos vueltas de triunfo, me temo que se fue abajo en un contrato tendido. Los triunfos que le faltan podrian estar divididos 5: 1 ( esto ocurre aproximadamente el 15 por ciento de las veces que la defensa tiene seis de ellos) y fallando en la mano larga hara que pierda el control del palo de triunfo. Aquí está la mano completa:

  9 2
K 6
J 10 9 7 5 3
7 4 2
 
5
8 7 5 4 2
K 4
K Q 10 5 3
  8 7 6 4 3
3
Q 6 2
A J 9 6
  A K Q J 10
A Q J  10 9
A 8
8
 

Vea por si mismo cómo el fallo de Sur, seguido por el juego normal de destriunfar, conduce al desastre, ya que el declarante se vera impedido de hacer sus bazas de corazón. Este fallara los corazones y lo volvera a pegar con otro trebol, para derrotar el contrato.

El punto vital de la técnica ilustrada aquí es no fallar en la mano larga. Descartar pacientemente en la segunda y en la tercera ronda de trebol. Si juegan una cuarta ronda de trebol, falle en el MUERTO con el nueve.

Despues, es simplemente una cuestión de extraer todos los triunfos y reclamar el resto de las bazas. Es un error fallar en Sur, ya que se pierde el control de los triunfos siempre que un defensor tenga cinco triunfos.

Esta es otra manera de decir que uno de los defensores de repente puede tener más triunfos que el declarante y debido a esto será capaz de dictar el curso posterior del juego. Si una de las manos tiene los seis triunfos que le faltan probablemente nunca va a cumplir el contrato.

Lo que realmente se reduce es a que al jugar la mano correctamente, solo se ha sacrificado una sobrebaza, ocho veces de cada 10. Sin embargo, se van a cumplir dos games de 10, en los que los declarantes codiciosos se iran abajo. Estas son unas  buenas probabilidades para el declarante sensible. Si hay una cosa que puedo decir con confianza sobre el bridge, es que en el largo plazo, se gana si se juega al porcentaje.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.