Contar es a veces muy simple por Easley Blackwood

Print Friendly

Schenectady Gazette – 27 Jul 1953

Se cumplen muchos contratos que podrían haber sido derrotados si los defensores se hubieran tomado la molestia de contar la mano. Y contar, en la mayoría de los casos, es un proceso tan simple….como en la mano de hoy.

Dador SUR Ninguno de los dos lados esta vulnerable.

CONTRA el contrato de cuatro espadas, el Sr. Muzzy salió con el 10 de diamantes y el Sr. Masters ganó con su as seco. Volvió una pequeña espada al rey del muerto y devolvió una espada. Cuando el señor Champion descartó un pequeño diamante, puso el as y se detuvo para comprobar sus posibilidades.

Obviamente, tenía que perder una espada y un corazón, por lo tanto no podía permitirse perder dos tréboles. Era demasiado esperar que el Sr. Champion tuviera el as y la dama de trebol, así que decidió poner en mano al señor Muzzy y esperar.

Después de cobrar el as y el rey de corazon, dio una tercera ronda de triunfos y el Sr. Muzzy quedó puesto en mano. El Sr. Muzzy cobró la dama de corazon y luego sacudió la cabeza tristemente, ya que le parecía que la causa de la defensa era ahora desesperada. En realidad, no tenia ningún problema y debería haberlo sabido. Sólo había una carta en la mano que no podía permitirse jugar. Y tenia información como para no jugarla, pero con una precisión infalible, seleccionó el as de trebol y lo jugó.

Después de que esa carta se jugara, ya no había manera de vencer a la mano.

El SEÑOR MUZZY debería haber contado la mano de esta manera. El Sr. Champion había descartado en la segunda espadas. Por lo tanto, el señor Masters tenía cinco espadas. En el primer corazón, el Sr. Champion había jugado el 10, y en el siguiente el valet. Tenía dos corazones, así el señor Masters tenía cuatro. Mr. Masters había fallado el segundo diamante, mostrando una sola carta en ese palo. Claramente, entonces, él tenía tres tréboles. Si el señor Muzzy hubiera devuelto un diamante en lugar de jugar el as de trebol, el señor Masters podría haber fallado en el muerto y descartado un trebol de su mano.

PERO eso no lo habría salvado. Todavía hubiera tenido dos tréboles perdedores en la mano y el as y la dama del Sr. Muzzy hubieran ganado las bazas para derrotar el contrato.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.