Bridge y Humor: Una Comedia de Errores

Print Friendly

Un caso divertido de una comedia de errores de bridge ocurrió en un juego del que fui testigo.

kibitzers cartoon esp
Print Friendly

Reading Eagle – Feb 5, 1931 by David Burnstein

 Un caso divertido de una comedia de errores de bridge ocurrió en un juego del que fui testigo. Uno de los jugadores era el coronel Frank Cook, un destacado experto de bridge y ex jefe de redacción de la Auction Bridge Magazine.

La subasta fue: el coronel Cook, abrio de 1NT, el segundo jugador, paso, el compañero de Cook, 3NT (era contract bridge), el cuarto jugador paso.

El coronel entonces con una calma sorprendente declaro 3NT. La explicación es que Cook tenia ciertos problemas de audición y pensó que su compañero había dicho solamente 2NT, por lo que elevó a tres, para cerrar el game.

El tercer jugador, sin embargo, se opuso a su declaracion diciendo que era contra las reglas. “Pero el coronel no oye muy bien”, dijo el socio del que objetó la voz del coronel, pero el otro siguió insistiendo que era una voz inadecuada.

Cook habló y dijo: “Tiene razón, el juego del bridge no toma en consideracion los problemas físicos.” Luego aceptó la pena por haber hecho una voz insuficiente, como se lo conoce técnicamente, lo que significó elevar su canto a 4NT, uno más que lo que habia declarado su compañero.

El declarante luego procedió a tomar las primeras ocho bazas, para finalizar en su propia mano. Los adversarios habían hecha hasta el momento tres bazas. El muerto tenia dos cartas, el As y Dama de Diamantes.

Cook ahora salio de su mano jugando un diamante, pero se habia olvidado que estaba jugando 4NT, y pensando que sólo necesitaba una baza más para su contrato, se abstuvo de hacer la finesse y jugó el as.

El tercer jugador tenia el rey de diamantes segundo, pero estaba tan seguro que Cook iba a hacer la finesse que sufrió la ilusión óptica de ver la dama sobre la mesa, y triunfalmente puso su rey sobre el as, dando así al coronel su decima baza.

El asombro de los dos hombres cuando cada uno finalmente se dió cuenta de lo que había hecho, fue un espectáculo cómico. Estos lapsos de memoria y de la vista no son inusuales en el bridge. A menudo, los jugadores tienen una imagen en su mente, tan definida, de lo que pretenden hacer o lo que imaginan que el otro jugador hará, que momentáneamente no reconocen que algo muy diferente se ha hecho.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.