Alfred Sheinwold te Cuenta Bridge

Print Friendly

Los lectores habituales de esta columna saben que un demonio puede tener sentido del humor. La referencia no es a este escritor, sino al diablo a cargo de las cartas chiquitas…

Alfred Sheinwold
Print Friendly

Eugene Register-Guard – Diciembre 9, 1984sheinw 2

Los lectores habituales de esta columna saben que un demonio puede tener sentido del humor. La referencia no es a este escritor, sino al diablo a cargo de las cartas chiquitas, que en esta mano le dió al muerto el ocho de espadas.

Oeste hizo el rey y dama de diamante, mientras Este señalaba con el 10 y el 2.

Oeste continuó con el A, y Sur cedio a la tentación de jugar el 8 del muerto con la esperanza de que Este no pudiera sobre fallar.

Este desde ya lo hizo…sobre fallo.

Este volvio el K al A del muerto, y Sur no pudo salir del muerto sin entregar una cuarta baza mas tarde.

Si el singleton de triunfo del muerto hubiera sido el 2, Sur hubiera cumplido su contrato. Ya que un fallo en el muerto, obviamente, hubiera sido inútil y entonces Sur hubiera elegido descartar uno de los corazones del muerto en el tercer diamante.

Ya sea si la defensa luego cambia a corazones o treboles, el declarante gana con el as del muerto y juega el precioso triunfo chiquito del muerto. Después de destriunfar, Sur juega al as que aun queda en el muerto y descarta sus perdedoras en los treboles.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Comments are closed.