Posts by julio 2015

Bridge y Humor: El Libro del Año 2005

By Ana Roth • 30 julio, 2015

The Principle of Restricted Talent and Other Bridge Stories

Los lectores de la revista The Bridge World ya estarán familiarizados con el mordaz Chthonic, el confeso más grande jugador de bridge del mundo.

“La Voz Invitante de la Oposicion” por Christer Andersson

By Ana Roth • 30 julio, 2015

Christer Andersson

He tenido muchas y largas discusiones con partners sobre cómo invitar a game después de una secuencia como…

El As de Triunfo se Escapa por Victor Mollo

By Victor Mollo • 30 julio, 2015

Libro Victor Mollo

Papá y Hideous Hog intercambiaron miradas hostiles. Sabían en sus huesos que iban a jugar juntos, y…

Bridge y Humor: Historias del Salon de Prensa por Sam Leckie

By Ana Roth • 30 julio, 2015

Sam Leckie takes time off from writing

Cuando le entregué una copia de un articulo para el Boletín Diario al editor Henry Francis…

Los Cobardes en el Bridge Mueren Jóvenes por A. Sheinwold

By Ana Roth • 30 julio, 2015

Alfred Sheinwold

El cobarde muere mil muertes en la mesa bridge. El hombre valiente toma riesgos y con frecuencia se las arregla para sobrevivir.

Infiriendo la Cuenta por Eddie Kantar

By Eddie Kantar • 30 julio, 2015

Eddie Kantar 2010

A veces se puede inferir la cuenta de un palo, en particular un palo mayor, basándose no sólo…

Creando una Perdedora Imaginaria por David Bird

By David Bird • 30 julio, 2015

David Bird

Persuadir a un defensor que puede derrotar el contrato jugando una ganadora puede producir muchos puntos

Una Mano, Dos Lecciones Utiles por Terence Reese

By Terence Reese • 29 julio, 2015

Terence Reese

‘¿Por qué él juega una espada cuando el contrato debe depender de los diamantes?’

Descartando un Triunfo por Zia Mahmood

By Zia Mahmood • 29 julio, 2015

around the world in 80 hands

Vea si usted puede encontrar la defensa que él desarrollo sentado en Este en esta mano:

Cuando el Palo de triunfo tiene Agujeros por Albert Dormer

By Ana Roth • 28 julio, 2015

dormer reese

Cuando nos enfrentamos a un palo de triunfo confuso, el declarante debe tratar de buscar una manera de inducir a un error defensivo.